¿CITOMEGALOVIRUS? Padeces de emociones NO SANADAS

BIODESCODIFICACIÓN – CITOMEGALOVIRUS ¿Qué es?: El Citomegalovirus (CMV), es un género de virus del herpes, dentro de la subfamilia Betaherpesvirinae, de la familia Herpesviridae. Su nombre alude al aumento de tamaño que se observa en las células infectadas producto del debilitamiento del citoesqueleto. Este género incluye el herpes humano conocido como HHV-5 (Human Herpes Virus 5), que es una de las principales causas de mononucleosis infecciosa. Los CMV principalmente atacan a las glándulas salivales y su infección puede ser grave o fatal para los pacientes que sufren inmunodeficiencia y para los fetos durante el embarazo. Los CMV afectan a personas tanto inmunocompetentes como inmunodeprimidas. Es en los pacientes inmunodeprimidos en los que produce complicaciones severas. Sin embargo, en el resto también se han descrito afecciones tales como el síndrome similar a mononucleosis, faringitis, linfoadenopatías o artralgias y hepatitis. ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Comencemos por explicar, que una emoción no nos produce la aparición de virus, pero sí es una emoción la que nos hace vulnerables de “pescarlo”, “adquirirlo”. Claro está y ya lo sabemos, que dependerá del modo en que yo viva los conflictos y las vulnerabilidades que yo tenga a partir de mi educación, miedos, creencias, etc.
Bien.
Las historias que yo puedo estar viviendo, o pude haber vivido para ser susceptible a adquirir éste virus, son parecidas a las siguientes:
– Estoy enamorada, vivo en pareja, me casé o tuve un hijo, con un hombre violento. – Mi pareja me ofende, golpea, humilla, pero lo amo. – Mi pareja me viola todas las noches, pero no puedo dejarlo, lo amo. – Mi hijo es producto de una violación – Mi hijo es hijo de su padre, pero éste abusó de mí. – Por haber estudiado, ya siento que no pertenezco a mi familia. – Por haberme superado, ya no encajo con mis viejos amigos. – Desde que soy famoso, conocido, rico, los demás ya no me aceptan. – Como comencé a trabajar desde muy chico, perdí contacto con aquello que amaba. – Como me fui para ser mejor y tener más cosas, mi familia me olvidó.
Y como pueden ver, las vertientes son únicamente dos:
– Convivencia con una pareja extremadamente violenta – Ser más que los demás y que esos demás ya no me incluyan como parte de su vida.
Si cualquiera de estas dos vertientes, yo la vivo con dramatismo, con dolor, con plena insatisfacción, evidentemente seré vulnerable a la llegada de éste virus.
Si yo asimilo que no merezco una pareja así y me alejo y si además, todo triunfo o superación mía la tomo como natural sin dejarme afectar por lo que los demás piensen, jamás seré vulnerable a éste virus.
Todo dependerá de mí.
Por lo tanto, en el transgeneracional y en mi proyecto sentido, deberé buscar, en el caso de que mi vida sea perfecta y nada de lo anterior vaya conmigo o me resuene, historias en mis dobles o en mi madre, relacionadas con esos conceptos.
Deberé liberarme, deberé perdonarme por haberme dejado afectar y continuar con mi vida. Una carta de duelo, cambio de creencias y fortalecimiento interno, serán de gran ayuda.
Publicado en Biodescodificación y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *