EL ORIGEN DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

Existen razones emocionales, sobre todo las que se relacionan con el estrés que es impuesto por la sociedad. Muchos hombres viven una vida en constante competición y llena de tensiones. El éxito se relaciona con el dinero y el sexo, y estas expectativas poco realistas cuando no se cumplen, llevan a la frustración y pueden desarrollar una disfunción eréctil. Una de las causas puede ser la ansiedad.

Una de las causas es la ansiedad-Cada hombre vive la ansiedad de forma diferente de acuerdo a cada persona o situaciones. Un ejemplo a la disfunción eréctil es cuando aparece con mujeres que admiran o temen. Puede tener su ansiedad según el momento y la persona.

Como la erección es totalmente involuntaria, si el hombre se centra en obtener una erección o mantenerla: la frena o la imposibilita cada vez más. Al hombre se le ha dado una educación con una cierta ideología, en la que debe funcionar bien en cualquier situación y con cualquier persona. Lo que les hace obsesionarse con su respuesta sexual, aunque muchas veces el fallo está en que no tienen el estímulo erótico adecuado.
Y otros asocian la sexualidad con la agresión o la brutalidad y con el temor de hacer daño a la mujer, lo que cohíbe sus erecciones. Imaginan la penetración como un ataque a la mujer.
Desde luego la ansiedad y la observación obsesiva fomentan la preocupación por mantener la erección y enfrentarse a un nuevo fracaso. Estas son las causas de una mayoría de disfunciones eréctiles de origen psicosexual.

Es una alteración que llamamos «ansiedad de ejecución», es el miedo a no poder cumplir lo que les lleva a la ansiedad o a la auto-observación, y que inhibe la erección. Con el sexólogo aprenderán a confiar en ellos mismos. No pueden tener erección por un deseo débil o por un rechazo hacia la pareja sexual, o en ocasiones por lo contrario, un grandísimo deseo en una primera relación o después de haber conseguido a una mujer que se deseaba hace largo tiempo.

Cuando el acto sexual se vive con miedo y siempre se preguntan si serán capaces de lograr o mantener el deseo sexual se desvanece, lo que provoca la pérdida de la erección o el no lograrla. También la depresión es una causa frecuente de disfunción eréctil y de disminución del deseo sexual.

 

Publicado en Uncategorized y etiquetado , , , , , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *