SI TE ARRANCAS EL CABELLO ¡CUIDADO! PUEDES PADECER DE TRICOTILOMANÍA

Y no sólo existe el hecho de arrancarse el cabello de una zona específica de la cabeza, sino que también aplica para los vellos del brazo, de las piernas, los pelitos de las cejas e incluso arrancarse las pestañas.

Vendría siendo como una acción parecida a la de auto causar heridas o cortes en la piel.

Arrancarse el cabello por supuesto no es una actividad común o normal en la gran mayoría de las personas, siendo éstos hombres o mujeres. Ambos sexos pueden reaccionar ante ciertas emociones con dicha acción.

Es algo nervioso? Sí
Es una acción compulsiva? Sí
Puede comenzar esta acción desde la niñez? por supuesto  Si

Esta acción es conocida en términos médicos cómo tricotilomanía y claro, es un problema de comportamiento y consiste en arrancar ya sea pelo por pelo, vello por vello, pestaña por pestaña o bien, arrancarse mechones de un solo jalón, pudiendo causarse uno mismo, una calvicie severa y en determinada área de la cabeza o bien, dejar sin vellos una parte de la pierna o del brazo o quitarse por completo las cejas o las pestañas.

¿Y por qué hacer esto?
¿Por qué hacerme daño?
¿Por qué no puedo evitar hacer esto?

Como todos los problemas de comportamiento, éste también tiene un conflicto emocional, mismo que también interviene en el hecho de comer el cabello (tricofagia).
Y podríamos dividir este problema de comportamiento en 3 áreas de edad:
– Menores a los 14 años (en donde deberíamos revisar las emociones de la madre y el padre)

– Jóvenes entre los 15 y los 35 años (en donde deberemos revisar las vivencias propias de la persona, el proyecto sentido y el transgeneracional)
– Adultos mayores de 35 años (en donde deberemos revisar las vivencias propias de la persona, el proyecto sentido y el transgeneracional).

Muchas personas atribuyen el arrancarse o comerse el cabello a un Trastorno Obsesivo Compulsivo, un TOC. Pero se ha demostrado a través de los años, que realmente la Tricotilomanía y/o la Tricofagia son acciones no conscientes, como lo podría ser un TOC. Ocurren en un momento de crisis nerviosas parecidas a un trance emocional luego de un conflicto. Y es justamente dicho conflicto emocional no resuelto, al que debemos llegar para resolver esto.

Y empecemos con los simbolismos, porque ya sabemos que la Biodescodificación trabaja con simbolismos.
¿Qué es el cabello?, ¿Qué representa mi cabello?
Fuerza, Confianza en mí, Seguridad.

Pero aquí no viene nadie a arrancar mi cabello ni a comerse mi cabello, sino que soy yo mismo o yo misma la que se arranca o come el cabello. Entonces, bajo éste principio, ¿Qué conflicto emocional he vivido para que yo mismo o yo misma me arranque mi fuerza?, para que yo mismo o yo misma ¿me coma mi fuerza?

Vayamos a otro principio esencial de la Biodescodificación: Para todo conflicto de comportamiento, se habrán de buscar y encontrar dos conflictos emocionales vividos simultáneamente.

¿Por qué?

Porque como el cerebro es impactado con dos vivencias emocionales dolorosas o impactantes al mismo tiempo, no sabe qué programa biológico (enfermedad), presentar. Entonces lo que hace el cerebro es poner el programa biológico (enfermedad) en “pausa” y decide mejor, presentar un conflicto de COMPORTAMIENTO.

Esto en Biodescodificación se conoce como CONSTELACIÓN CEREBRAL (Dos o más impactos emocionales ocurridos al mismo tiempo).

Y como en casi todas las CONSTELACIONES CEREBRALES, o en su mayoría, debemos de buscar los siguientes dos conflictos:

“Pérdida de Territorio” sumado a “Conflicto de Separación”.

Si se trata de un menor a 14 años, buscaremos estos dos conflictos en los padres, especialmente en la madre.

Vivir estos dos conflictos emocionales de manera simultánea es algo como lo siguiente:
– Descubrí que mi esposo me engaña (SEPARACIÓN) + Me corrieron de mi trabajo (PÉRDIDA DE TERRITORIO)
– Mi novia me terminó y se casó con otro (PÉRDIDA DE TERRITORIO) + Mi padre murió (SEPARACIÓN)
– Me ofrecieron un puesto de trabajo en otro país (SEPARACIÓN) + Me robaron mi equipaje (PÉRDIDA DE TERRITORIO)

Ya teniendo claro lo que deberemos de buscar para resolver la tricotilomanía, será más fácil.
Y debemos regresarnos en el tiempo, hasta 6 meses antes de que yo me haya arrancado el cabello o comido mi primer cabello.
Y sobre todo, enfocarse en impactos emocionales que hayan sido dolorosos. No para mi mamá, no para mi papá, no para mi amigo o mi amiga…para mí.
Porque fueron dos vivencias cercanas que me HICIERON SENTIR DERROTADO, DERROTADA.
Que me robaron mi fuerza, mi confianza en mí.

Hay que buscar vivencias luego de las cuales yo haya sentido que no podía sola o solo, que yo ya jamás volvería a sonreír, amar, sentirme protegido, sentirme segura o seguro.
Dos vivencias, dos impactos….tal vez ocurridos el mismo día, la misma semana, el mismo mes, el mismo semestre.

Puede ser que uno de los conflictos tengan solución.
Puede ser que ninguno de los dos conflictos tengan solución.
Y eso sumará al grado de impacto emocional que yo haya vivido.

Porque si mi separación de algo alguien está relacionado con una persona que murió, deberé afrontar ese hecho, trabajar en ello, vivir mi duelo y sobrepasarlo.

Hay pérdidas y separaciones que YA NO TIENEN SOLUCIÓN y eso podría provocar que nos arranquemos todo el cabello antes de encontrar lo ocurrido.

Así que a buscar esa separación y esa pérdida de territorio para poder iniciar un trabajo emocional sobre ello, para poder sanar, para poder superarlo y empoderarnos nuevamente recuperando nuestro cabello.
Si de alguna manera yo descubro que en mi vida no ha ocurrido nada de todo esto y que simplemente de un día para otro comencé a arrancar mi cabello, deberé trabajar con mi árbol genealógico y mi proyecto sentido.
Se habla entonces de un conflicto transgeneracional y tan sólo a nosotros mismos nos toca resolverlo.

¿Qué esperas para empezar el proceso?

 

Publicado en Uncategorized y etiquetado , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *