¿ALBINISMO? Descodificando emociones NO SANADAS

2ª Etapa (Protección)

El albinismo se produce por una mutación genética, la del gen de la tirosinasa situado en el brazo largo del cromosoma 11. Dicha mutación da como resultado una alteración de la producción del pigmento melanina, regulada por la enzima tirosinasa. En la mayor parte de los casos, un déficit de melanina crea alteraciones en la pigmentación de piel, ojos y cabello. Existen varios tipos de albinismo según la afectación o no de la piel y según el defecto de la enzima implicada en la melanogénesis(1). Nos centraremos en los que presentan o no una afectación de la piel puesto que tanto ojos como piel como cabellos muestran externamente este defecto hereditario. El albinismo más frecuente es el óculo-cutáneo (AOC), que también afecta al pelo, y el más raro es el ocular (AO), que se manifiesta exclusivamente en los ojos.

Es evidente que la descodificación biológica carecerá de sentido en el caso de que la persona albina viva con absoluta normalidad y sus rasgos no influya negativamente en su vida, Por el contrario, si el albinismo supone un obstáculo de cualquier tipo para la vida emocional de la persona, entonces proponemos trabajar sobre él a partir de las hipótesis que se desarrollarán a continuación, dejando bien claro que se trata solo y exclusivamente de un campo de posibilidades que solo el paciente podrá confirmar o rechazar.

Para abordar la biodescodificación del albinismo, lo primero que se debe tener en cuenta es que se trata de una mutación genética, lo cual podría revelar que el individuo y/o alguno/s de los miembros de su clan en momentos de peligro reiterado hipotéticamente habrían tenido que adaptarse a un medio especialmente hostil. ¿Por qué la piel desarrolla precisamente una hipersensibilidad a la luz? Podría ser que su supervivencia haya radicado en captar el mayor aporte de luz posible en un ambiente de profunda oscuridad (real o simbólica). En caso de que fuera simbólica, esta oscuridad podría estar presente en la memoria del albino o incluso perdurar en su presente bajo formas de violencia física y/o psíquica, y que este fuera el detonante para que buscara ayuda externa.

El componente transgeneracional de esta enfermedad, al tratarse de un problema genético, es claro. En este sentido, subrayamos el valor del número 11 (según la Numerología sería un “número Maestro”) pues es el cromosoma portador de la mutación y sugerimos mirar si esta persona podría ser considerada como “un maestro” en su clan. ¿Qué significaría esto? Que la fidelidad a su tribu le habría llevado a aceptar inconscientemente la “orden” familiar de ser él quien la libere de la oscuridad (dramas y focos de inversión). En determinados libros de biodescodificación se suele sugerir a la madre como portadora del conflicto que llega al albino, y al padre como el responsable en el caso del vitíligo Sin embargo, creemos que lo que determinaría si el trabajo debe relacionarse con el padre, la madre, o con ambos, sería el hecho de que el albinismo fuera homocigótico (el gen mutado lo transmiten padre y madre) o heterocigótico (solo uno de los dos progenitores posee la mutación). Si estos datos fueran difíciles de obtener, entonces aconsejamos un trabajo complementario sobre ambos progenitores.

En cualquier caso, el albino estaría viviendo un conflicto de oscuridad que habría que explorar: ¿suciedad?, ¿barbarie?, ¿malos tratos?, ¿criminalidad?, ¿delincuencia?…, en su familia y su búsqueda sería la de la Luz: se borra la melanina para volverse hipersensible a la captación de la luz necesaria para asegurarse la supervivencia entre tanta oscuridad. En este sentido, la Escuela Francesa de Biodescodificación señalaría un conflicto con estructura de “goma” puesto que la persona estaría viviendo su problemática en un contexto de agresión; solucionaría dentro de sí “borrando” ya que fuera no podría cambiar las cosas.

Los resentires posibles podrían recorrer un abanico muy amplio:

• Profunda desvalorización: soy inocente y no puedo demostrarlo.

• Quiero que entre más luz en mi vida.

• Necesito la luz de mi padre (identificamos el Sol como padre), necesito que no me maltrate.

• Me siento solo y siempre lo he estado.

• Me siento impotente para curarme.

• No tengo derecho a existir.

• Tengo que limpiar las suciedades de mi familia.

• No me siento a gusto en la oscuridad.

• Quiero ser “transparente” para pasar desapercibido (si no me ven, no me maltratan) o para que se pueda ver mi interior y que soy inocente.

Para casos en los que la persona manifieste, como conflicto importante, un profundo sentimiento de soledad, recomendamos explorar en la línea de la vida tanto el número 11 (cromosoma donde se produce la mutación) como la secuencia de los números primos (2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23, 29, 31, 37, 41, 43, 47, 53, 59, 61, 67, 71, 73, 79, 83, 89 y 97) puesto que la característica de estos números, solo divisibles por sí mismos y por la unidad, constituye una metáfora clara de la soledad del albino que, además y con mucha frecuencia, es rechazado socialmente (e incluso, en la actualidad, perseguido hasta la ejecución y el despedazamiento en países como Tanzania).

¿PRESIÓN ALTA? son conflictos EMOCIONALES no SANADOS

BIODESCODIFICACIÓN – HIPERTENSIÓN ARTERIAL / PRESIÓN ALTA

3ª Etapa (Movimiento, valoración)

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento presión alta, significa que he vivido o estoy viviendo un conflicto de desvalorización con respecto a mi familia. Esto quiere decir que para mi familia no es importante lo que yo hago, lo que yo soy, cómo soy, etc.

Es una falta de reconocimiento hacia mí, por parte de mi familia.

También puedo estar viviendo una situación en la que debo aguantar que personas que no me agradan permanezcan en mi casa, lleguen a vivir a mi casa e incluso que mi familia se relacione con personas que no son de mi agrado, como novias y novios de mis hijos, esposos o esposas de mis hijos, parejas de mis hermanos e incluso de mis padres.

Puede ser también, una situación emocional en la que yo me he cerrado al amor.

Tal vez me engañaron y ya no creo en el amor, tal vez me siento viejo para encontrar un nuevo amor, pero añoro que «alguien» entre a mi casa, a mi corazón a mi familia.

O tal vez, llevo arrastrando por un largo tiempo un viejo problema que me he negado a resolver para no provocar un conflicto. Soy una persona muy aprehensiva y no logro soltar fácilmente conflictos del pasado.

Evito los conflictos.

Resentir:

«Quiero que me respeten y me reconozcan».

«Quiero echar a alguien de mi casa o de mi familia».

«Quiero que alguien entre a la familia».

«El amor ya no es para mí».

«No recibo el reconocimiento que quiero».

«No quiero provocar conflictos»

La hipertensión en general se considera una «hiper-emotividad», por lo general son personas que se toman todo muy a pecho, se dejan afectar por lo que los demás digan, opinen, ocurra, suceda y demás. La hipertensión es un sinónimo de ser «aprehensivo», preocupón. Son personas que reviven sin parar, situaciones que les recuerdan heridas afectivas no sanadas ni resueltas.

También tienen tendencia a dramatizar las situaciones debido a su gran actividad mental, que les hace sentir muchas emociones. Son personas muy sensibles, que quisieran ver felices a todos los que la rodean y eso les crea muchísima tensión pues se presionan para lograrlo.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Viejo problema emocional no solucionado.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Soltando el pasado, hablando de lo que nos lastimó o dolió.

Expresando en todo momento lo que nos molesta.

Desapegándome de personas que no me valoren.

Dejando fluir la vida sin permitirme hacerme más daño.

BIODESCODIFICACIÓN – ENDOMETRIOSIS / ADENOMIOSIS

¿Qué es?: La endometriosis consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial dentro o fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino. Existen diferentes tratamientos que incluyen analgésicos para el dolor, tratamiento hormonal y cirugía. Se le considera, una causa de esterilidad. Se produce hinchazón de quistes con dolores durante las reglas. Y son los dolores, que desaparecen durante el ciclo, el principal síntoma. En ocasiones, la endometriosis puede ser la causa de hemorragias menstruales abundantes y de dolor durante las relaciones sexuales. ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Lo que debemos dejar muy en claro en el caso de la endometriosis, es que de ninguna manera significa esterilidad como lo considera la medicina alópata. Una mujer con endometriosis, una vez solucionado o liberado el conflicto emocional, es capaz orgánicamente de detener el crecimiento del tejido y embarazarse sin problemas. Se trata únicamente de una emoción subconsciente mal gestionada y de ninguna manera deberemos dejarnos llevar por un diagnóstico médico.
Una vez dicho esto, comencemos con la simbología del útero dentro de la Biodescodificación para localizar todas las historias y emociones que pudieran estarlo afectando.
Biológicamente, el útero representa “la casa”.
– Nuestra casa – La casa en que vivimos o viviremos – La casa que quiero para mis hijos
Y para ser diagnosticada con endometriosis, necesariamente tuve que haber vivido un conflicto emocional relacionado con “casa” en el último año. Si llevo ya varios años con endometriosis, deberé regresarme en el tiempo a un año antes de mis molestias, para localizar el conflicto detonante de la enfermedad.
Es común, que las mujeres que posponen el ser madres con el pretexto de “no sentirse aún listas para serlo”, “no contar con los recursos económicos para serlo”, “no contar con la pareja perfecta para serlo”, etc., presenten endometriosis. Si éste es tu caso, deberás vivir tu decisión sin duda, miedo o desconfianza, porque estás dañando tus tejidos a causa de “querer un hijo” y aparentar “no querer tener hijos” o “no querer hijos ahora”, “no querer hijos con él”. Esa incoherencia entre lo que se siente, se piensa y se dice o hace, crea órdenes confusas para el cerebro, quien es el responsable de enviar la orden de “llenar el útero de tejido”.
Una vez que hemos revisado esa situación, y si no está relacionada con nosotras, entonces deberemos buscar otro tipo de historias que también pueden ser detonantes:
– “Miedo a tener un bebé” – “He perdido tantos bebés que ya no quiero intentarlo”. – “No me siento segura con ésta pareja como traer un hijo al mundo”. – “No quiero que mi hijo conviva con la madre que tengo”. – “Fui abusada y no lo olvido, aún duele”. – “Duele ser mujer” – “Me siento incapaz de tener un embarazo sin problemas”.
Deberemos tener claro, que éste tejido endometrial que se comienza a formar por orden del cerebro, sólo es la simbología de un colchón que alojará al óvulo fecundado. Entonces, es por ello que se forma dicho colchón insistentemente dentro del útero, para darle un extraordinario lugar al bebé o bien se forma fuera del útero para alejar al bebé de la “casa” lo más posible.
En el caso de las mujeres que han sufrido de abusos sexuales o tocamientos, el formar endometriosis, también tiene que ver con un sufrimiento intenso por ser mujer, por haber permitido que “irrumpieran en mi casa”, en la casa que daré a mis hijos. Cuando la Endometriosis aparece en el interior del útero: Existe el sentimiento y pensamiento inconsciente de que los bebés se tienen que tener en un hogar cálido, armonioso, con sus padres unidos. Es decir, en la “casa correcta”, en la “casa segura”. Por lo tanto, la orden que recibe el cerebro es: “haz una súper casa para cuando por fin llegue mi bebé, para que yo sea una maravillosa mamá”.
En el Árbol Genealógico, por lo tanto, hay que buscar historias de niños que no haya tenido esa “casa correcta” o “casa segura”. Niños fallecidos fuera de casa, niños fallecidos por una casa “insegura” (derrumbe, incendio, robo, etc.) En el Proyecto Sentido, lo mismo, deberemos investigar si antes de nuestra concepción, algún niño conocido de mi madre o de mi padre, familiar o amigo, falleció por no estar en su “casa segura” o por haber estado en su “casa insegura”.
Cuando la Endometriosis aparece en el exterior del útero: Existe el sentimiento y pensamiento inconsciente de que el ambiente que rodeará al bebé no es muy bueno que digamos. Por lo que será mejor “tenerlo en otro lado”. Es decir, “la casa es insegura”, mejor tenerlo fuera de casa. Puede existir una emoción mal gestionada de la madre, de no haber tenido una buena infancia en esa casa (ambiente, familia) y por ello, inconscientemente, se niega a traer al mundo un bebé que vivirá lo mismo que ella.
En el Árbol Genealógico, por lo tanto, hay que buscar historias de niños maltratados, niños no amados, que no hayan tenido una “casa correcta”.
En el Proyecto Sentido, lo mismo, deberemos investigar si antes de nuestra concepción, nuestro padre o nuestra madre, tuvieron miedo de que naciéramos (fuéramos criados) con sus “familias tóxicas”, en su “casa insegura”.
Por lo general, con una carta de duelo realizada con plena conciencia, es suficiente para liberarse de todos los dramas, presentes o heredados que se vengan arrastrando. En algunos casos más, sí es necesaria una terapia de hipnosis para lograr que el subconsciente se libere del problema.

¿NÁUSEAS Y VÓMITOS? Emociones NO SANADAS

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento náuseas o vómito, se debe a que acabo de vivir un conflicto emocional con respecto a la función normal del intestino que es: digerir. En la mayoría de los casos se trata de algo simbólico, algo que acabo de ver, escuchar o sentir es «imposible de tragar». También puede deberse a una situación de miedo intenso o muchísima angustia. Y puede ser provocado también por una situación en la que me niego terminantemente a hacer algo que me imponen.

Ejemplos:

Ver un accidente.

Ver sangre o a alguien muy herido.

Miedo a hablar en público.

Asesinar a alguien

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Rechazo violentamente un hecho o una idea.

Temo a las cosas nuevas o desconocidas.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Digiero la vida confiado y con alegría.

Sólo viene lo bueno hacia mí.

Confío en mí en todo momento.

Sé rechazar aquello que no es para mí con tranquilidad.

SIGNIFICADO DE LAS PECAS EN EL ROSTRO

Las pecas son pequeñas manchas de color marrón causadas por el sol; se trata de una acumulación anormal de pigmento en un punto de la piel. Sin embargo, también pueden ser hereditarias; estas son comunes en personas de piel muy blanca y cabello rubio o rojo. Incluso, algunas investigaciones hechas en hermanos gemelos han encontrados una enorme similitud entre el número de pecas en cada hermano, este hecho ha reforzado la teoría de la presencia de pecas por cuestiones hereditarias.

La interpretación de estas pequeñas manchas que aparecen salpicando nuestra piel tiene sus orígenes en la tradición china, del 1700 al 1100 a C. En esta filosofía participa la antigua tradición del Tao, cuya idea principal se basa en el movimiento del Universo, la cual dice que de ahí surge el Tai-Yi, que se manifiesta a través de dos fuerzas: Yin y Yang. Yin, símbolo de lo femenino, de la Luna, de lo oculto, lo receptivo y lo subjetivo. Yang, símbolo de lo masculino, del Sol, la fuerza vital, el emisor, el mundo evidente y objetivo.

Sol y Luna, Yin y Yang aparecen representados en el cuerpo humano por los ojos, donde el ojo derecho es Yang y corresponde al Sol y el izquierdo es Yin, símbolo de la Luna, mientras que las estrellas se encuentran representadas por los lunares o pecas. De esta manera las pecas se leen como las estrellas, como si fueran constelaciones en nuestro cuerpo.

Desde hace siglos se han interpretado las pecas, dependiendo del área donde se encuentren en el rostro, y aquí te mostramos el significado de las pecas según su ubicación.

Pecas en la parte alta de la cabeza.
ndican una fuerte inclinación hacia la religión. Quien las posea, abandonará el camino normal de la vida para dedicarse a los demás. Es una persona de buen corazón, noble y con una gran sensibilidad que  le llevará a tratar de ayudar a los demás y realizar labores filantrópicas.

Pecas alrededor de la boca

Estas personas tienen una fuerte inclinación hacia las leyes, así como un conocimiento innato del bien y del mal, de lo correcto y de lo incorrecto. Huyen de la violencia y actúan siempre con la razón por delante, con ética, justicia y prudencia. Dice la tradición china que estas personas vivirán más años que Pang-Chen (un longevo taoísta que vivió 800 años). Su vida será larga como la de una tortuga y hará las cosas lentamente y sin prisa, pero vivirán muchos años. Siempre consiguen lo que quiere.
Pecas en la nariz
Quiere decir que puedes conseguir siempre lo que quieres, tienes una extraordinaria fuerza de voluntad que te hará llegar siempre a las metas que te propongas con éxito. Disfrutas de la comida, la bebida, de los placeres y  de la buena vida. La gente te respeta porque tu también lo haces, te tratan de la mejor manera y siempre están ahí cuando los necesitas; tienes muy buena relación con tu pareja e hijos.Pecas en la frente

Significa que eres una persona ambiciosa que desde muy temprana edad lograrás todo lo que te propones debido a tu gran dedicación y pasión por lo que haces. Tu voluntad es fuerte y nada te hará perder de vista los objetivos que te propongas, conseguirás el éxito económico. Si naces en un hogar con mucho dinero, sabrás cómo duplicar esa riqueza y mantenerla durante mucho tiempo.

Una peca al lado derecho o izquierdo de la nariz

Este tipo de pecas se relacionan directamente con el amor de pareja, tendrás mucho éxito en este campo.  Tendrás un buen matrimonio que estará basado en el respeto y la fidelidad; siempre estarán juntos y felices y se amarán por siempre. Sin embargo esa felicidad no la transmitirás a tus hijos, probablemente no tengan tango éxito en sus relaciones como tú.

Pecas en las orejas

No importa si están a ambos lados o si sólo hay una. Serás una persona llena de felicidad, tú si conocerás la amistad verdadera y estos amigos estarán siempre cerca de ti, te frecuentarán muy seguido y nuca te dejarán solo. Eres una persona muy pacífica que inspira confianza y buena vibra, nunca estarás en medio de una pelea.

Pecas entre las cejas

Eres alguien muy honorable y recto, incapaz de robar o engañar, esto traerá muchas recompensas a lo largo de tu vida. Eres directo y siempre dices la verdad, pero también sabes callar a tiempo. Tienes muy buena suerte, y tienes la capacidad de poder mejorar la de los demás. Tu carácter es jovial y expansivo.

Pecas alrededor de los ojos

También aquellos que tienen pecas en medio de la cara, debajo de las cejas o entre los ojos. Eres una persona que tiene mucha suerte con el sexo opuesto, si se trata de un hombre, tendrás dos mujeres muy importantes en tu vida, eres una persona cuidadosa, amable y delicada. Eres admirado por todos los que tienen el gusto de conocerte. Para las mujeres: tendrás un gran amante que te cambiará la vida.

¿GARGANTA? Estás padeciendo de conflictos EMOCIONALES no sanados

AUTOSANACION

¿CUÁNTAS VECES QUISISTE DECIR ALGO Y SE TE CERRÓ LA GARGANTA?
LA GARGANTA DESDE EL PLANO EMOCIONAL, UN NUDO, LA CARRASPERA QUE LIMPIA LO QUE ESTAMOS POR EXPRESAR Y EL DOLOR AL NO HACERLO.
UN ENFOQUE DIFERENTE SOBRE NUESTRO ORGANISMO.
GARGANTA
La garganta contiene cuerdas vocales (la laringe) y la faringe. Me permite expresar quien soy y me permite también intercambiar con personas que me rodean. La garganta está vinculada al centro de energía de la laringe también llamado chakra de la garganta (quinto chakra), centro de la creatividad, de la verdad y de la afirmación. Trabaja también en estrecha colaboración con el centro de energía sagrado o segundo chakra, el centro de la energía sexual, la sexualidad siendo un modo de comunicar con otra persona. Este centro de energía es importante para la afirmación del yo.
También se dice: “El pensamiento crea, el verbo manifiesta.” Así, por la palabra, hago que mis pensamientos se materialicen en el mundo físico.
Entonces, aunque pensamientos negativos puedan tener repercusiones en mi salud, palabras negativas podrán tenerlas aún más. Esto es verdad para el lado positivo también. Por lo tanto tengo ventaja en hablar de modo positivo, respetando así mi templo de carne que alberga mi parte divina.
Cuanto más exprese la verdad por esta vía de comunicación, más podré intercambiar con mi entorno.
SOBRE LOS DOLORES
Con mi garganta, trago la realidad, ahí en donde tomo la vida por la respiración, el agua y el alimento. También es aquí donde libero mis sentimientos del corazón hasta la voz. Es el puente en doble dirección entre la cabeza y el cuerpo, el espíritu y el físico. Si me duele la garganta, puedo culpabilizarme por haber dicho ciertas palabras, o pensar que hubiese debido expresar algo. Es como si me auto – castigase por el dolor.
Quizás ha llegado el momento de decir lo que estoy viviendo para liberarme de ello. También mi garganta puede inflamarse si inhibo la rabia y que esta emoción me suba a la garganta. Si no digo realmente lo que quiero decir o que existe un conflicto en mi expresión de mí- mismo, entonces mi garganta siente este rechazo.
Al ser la garganta la expresión de la afirmación de mí – mismo, si tengo dificultad en afirmarme, puedo querer compensar esto volviéndome autoritario hacía mí – mismo y hacía los demás, lo cual limita mi energía en este plano.
La infección en la garganta por la bacteria estreptococo es una de las formas de infección más frecuentes. Esto implica la irritación y retención de energía.
La garganta representando también la concepción, la aceptación de la vida, si tengo dificultades al nivel de la garganta, puedo vivir un profundo conflicto en la aceptación de mi existencia. Teniendo dificultad para tragar, puedo preguntarme cuál persona o cuál situación tengo dificultad en tragar, o cuál realidad me siento obligado a tragar aun cuando esto no me convenga (quizás sea esto por ejemplo algo que esté en contra de mis principios). Entonces puedo intentar cortarme de la realidad física, queriendo quizás huir la obligación de afirmar quien soy, mis necesidades y por el mismo hecho, la de aportar cambios en mi vida. El chakra de la garganta y el chakra sexual están conectados muy directamente. Los dos tienen relación con la creatividad:
El chakra de la garganta se refiere a la creatividad de mis pensamientos mientras que el chakra sexual se refiere a la creatividad en la materia.
Así, ambos centros de energía tienen relación con la comunicación:
Por mi voz, comunico mis pensamientos y por mi sexualidad, comunico físicamente mis sentimientos. Así, si tengo problemas de garganta, es bueno que me pregunte lo que he de expresar sobre mí – mismo y debo investigar si vivo frustración en cuanto a mi sexualidad. Debo aprender que la felicidad y la libertad vienen de mi capacidad a expresarme en la Verdad, acercándome así cada vez más a mi esencia divina.
La garganta representando también la concepción, la aceptación de la vida, si tengo dificultades al nivel de la garganta, puedo vivir un profundo conflicto en la aceptación de mi existencia.
Teniendo dificultad para tragar, puedo preguntarme cuál persona o cuál situación tengo dificultad en tragar, o cuál realidad me siento obligado a tragar aun cuando esto no me convenga (quizás sea esto por ejemplo algo que esté en contra de mis principios). Entonces puedo intentar cortarme de la realidad física, queriendo quizás huir la obligación de afirmar quien soy, mis necesidades y por el mismo hecho, la de aportar cambios en mi vida.
ESAS CARRASPERAS
Tener carraspera en la garganta manifiesta muy a pesar mío que deseo expresar algo pero que lo guardo adentro mío. ¿Tengo miedo que se rían de mí, que me critiquen, que me rechacen, de estar incomprendido?
Seguramente este miedo se relaciona con “mi sensibilidad” conscientemente o inconscientemente. Debo hacerme confianza y decir las cosas tales como son, siguiendo auténtico conmigo mismo; adquiriré así el respeto de los demás y de mí – mismo.
GARGANTA CERRADA
Tengo la garganta apretada cuando vivo ansiedad. Entonces me siento
“cogido a la garganta”. Puedo sentirme inseguro pero debo hacer confianza a la vida. Aprendo a expresarme libremente y a superar mis miedos.
GARGANTA – FARINGITIS
La faringitis es mucho más conocida bajo la expresión dolor de garganta.
Todas las emociones, los sentimientos o las energías que bloquean mi garganta se deben de entrar por la nariz o la boca. O también, vienen de las profundidades de mi ser interior y bloquean al nivel de la garganta.
Frecuentemente son emociones o situaciones que vuelvo a tragar y que tengo dificultad en aceptar. Por lo tanto, siento (nariz) que algo va mal o que no absorbo (boca) una o varias energías que se presentan a mí.
A veces, son las mismas emociones que se han ampliado después de un resfriado. Estas emociones me afectan más profundamente, más cerca de mi interior que un simple resfriado. He de analizar este sentimiento que se engancha y bloquea al nivel de la garganta para poder aceptarlo y dejarlo ir.
GARGANTA – LARINGE
La laringe es la parte de las vías aéreas superiores situada entre la traquea y la faringe. Una afección al nivel de la laringe se produce generalmente después de un suceso en el cual tuve “el soplo cortado”. Tenía tanto miedo “que ningún sonido podía salir de mi boca”. Estuve pillado por sorpresa y frecuentemente, me siento en peligro, al punto que tengo la sensación que mi vida está en peligro. Es importante que recuerde y vuelva a vivir en pensamiento este suceso que probablemente sucedió justo antes de que mi laringe esté afectada por la enfermedad. Así podré eliminar el traumatismo que se quedó “enganchado” en mi laringe y le permitirá curar.
GARGANTA – LARINGITIS
La laringitis es una inflamación de la laringe, acompañada de tos y ronquera. Esta infección está causada por la dificultad en expresarme por temor al ridículo, frecuentemente frente a la autoridad.
Esto puede vincularse con el hecho de vivir rechazo por parte de los demás y si me afirmo, estar incomprendido por ellos. Reprimo rebelión, me siento ahogado. Cuando me callo en vez de expresarme por vergüenza, por temor o por culpabilidad, estos sentimientos que escondo por el silencio causan un bloqueo de energía que se traduce por una laringitis.
Una gran resistencia entonces puede manifestarse cuando las emociones intentan luego expresarse. La laringe está inflamada y existe un alto nivel de energía emocional vinculada a la voz y a la expresión de sí.
Mi creatividad intenta encontrar su propia afirmación: quiere ser libre de hablar y “vocalizar” hábilmente sus emociones. Debo aprender a decir las cosas, a expresar mis sentimientos, lo cual permitirá a esta energía circular libremente. Si, en mi personalidad presente, tengo dificultad en expresarme diciendo las cosas, entonces puedo expresarme escribiéndolas.
Al estar la laringe vinculada al centro de energía de la garganta que es la comunicación, puedo comunicar mis sentimientos escribiéndolos, incluso si conservo estos escritos para mí. Esto permitirá una mejor comunicación conmigo – mismo.

INFECCIONES? Son conflictos emocionales NO SANADOS

INFECCIÓN

Infección, enfado, irritación, rabia, fastidio.

I. LA INFECCIÓN

La infección representa una de las causas más frecuentes de los procesos de enfermedad en el cuerpo humano. La mayoría de los síntomas agudos son inflamaciones («-itis»), desde el resfriado hasta el cólera y la viruela, pasando por la tuberculosis.

Es una terminología « bélica», ya que se trata realmente de una «guerra en el cuerpo»: una fuerza de agentes enemigos (bacterias, virus, toxinas) que adquiere proporciones peligrosas es atacada y combatida por el sistema de defensas del cuerpo. Esta batalla la experimentamos nosotros en síntomas tales como hinchazón, enrojecimiento, dolor y fiebre. Si el cuerpo consigue derrotar a los agentes infiltrados, se ha vencido la infección. Si ganan los invasores, el paciente muere.

 

Para nuestro razonamiento, trasladaremos la analogía a otro plano: el psíquico. También una persona puede explotar. Pero con esta expresión no nos referimos a un absceso sino a una reacción emotiva por la que trata de liberarse un conflicto interior. Nos proponemos contemplar sincrónicamente los tres planos «mente–cuerpo–naciones» para apreciar su exacta analogía con «conflicto–inflamación–guerra» , la cual encierra ni más ni menos que la clave de la enfermedad.

 

La polaridad de nuestra mente nos coloca en un conflicto permanente, en el campo de tensión entre dos posibilidades. Constantemente, tenemos que decidirnos, renunciar a una posibilidad, para realizar la otra. Por lo tanto, siempre nos falta algo, siempre estamos incompletos.

 

Dichoso el que pueda sentir y reconocer esta constante tensión, esta conflictividad, ya que la mayoría se inclinan a creer que, si un conflicto no se ve, no existe. Pero cuando el individuo no está dispuesto a tomar consciencia de sus conflictos, asumirlos y buscar solución, ellos pasan al plano físico y se manifiestan como una inflamación. Toda infección es un conflicto materializado. El enfrentamiento soslayado en la mente (con todos sus dolores y peligros) se plantea en el cuerpo en forma de inflamación.

 

Examinemos este proceso en los tres planos de inflamación–conflicto–guerra:

 

1. Estimulo: penetran los agentes. Puede tratarse de bacilos, virus o venenos (toxinas). Esta penetración no depende tanto —como creen muchos profanos— de la presencia de los agentes como de la predisposición del cuerpo a admitirlos. En medicina, se llama a esto falta de inmunidad. Esta frase puede aplicarse casi literalmente al plano mental, ya que tampoco aquí se trata de hacer que el individuo viva en un mundo estéril, libre de problemas y de conflictos, sino de que sea capaz de convivir con ellos.

 

Examinando el proceso inflamatorio en sí, sin asociarlo a un órgano determinado, vemos que en la primera fase (estímulo) los agentes penetran en el cuerpo. Este proceso corresponde, en el plano psíquico, al reto que supone un problema. Un impulso que no hemos atendido hasta ahora penetra a través de las defensas de nuestra conciencia y nos ataca. Inflama la tensión de una polaridad que, desde ahora, nosotros experimentamos conscientemente como conflicto. Si nuestras defensas psíquicas funcionan muy bien, el impulso no llega a nuestra conciencia, somos inmunes al desafío y, por lo tanto, a la experiencia y al desarrollo.

 

2. Fase de exudación: los atacantes se han introducido y formado un foco de inflamación. De todas partes afluye el líquido y experimentamos hinchazón de los tejidos y tensión. Si durante esta segunda fase observamos el conflicto en el plano psíquico, veremos que también en él aumenta la tensión. Toda nuestra atención se centra en el nuevo problema —no podemos pensar en otra cosa—, nos persigue de día y de noche —no sabemos hablar de nada más—, todos nuestros pensamientos giran sin parar en torno al problema. De este modo, casi toda nuestra energía psíquica se concentra en el conflicto: literalmente, lo alimentamos, lo hinchamos hasta que se alza ante nosotros como una montaña inaccesible. El conflicto ha inmovilizado todas nuestras fuerzas psíquicas.

 

3. Reacción defensiva: el organismo fabrica unos anticuerpos específicos para cada tipo de atacantes (anticuerpos producidos en la sangre y en la médula). Los linfocitos y los granulocitos construyen una pared alrededor de los atacantes, los cuales empiezan a ser devorados por los macrófagos. Por lo tanto, en el plano corporal, la guerra está en su apogeo: los enemigos son rodeados y atacados. Si el conflicto no puede resolverse localmente, se impone la movilización general: todo el país va a la guerra y pone su actividad al servicio de la conflagración. En el cuerpo experimentamos esta situación como:

 

4. Fiebre: las fuerzas defensivas destruyen a los atacantes, y los venenos que con ello se liberan producen la reacción de la fiebre. En la fiebre, todo el cuerpo responde a la inflamación local con una subida general de la temperatura. Por cada grado de fiebre se duplica el índice de actividad del metabolismo, de lo que se deduce en qué medida la fiebre intensifica los procesos defensivos. Por ello la sabiduría popular dice que la fiebre es saludable. La intensidad de la fiebre es, pues, inversamente proporcional a la duración de la enfermedad. Por lo tanto, en lugar de combatir pusilánime y sistemáticamente cualquier aumento de la temperatura, deberíamos restringir el uso de antitérmicos a los casos en los que la fiebre alcance proporciones peligrosas para la vida del paciente.

 

5. Lisis (resolución): supongamos que ganan las defensas del cuerpo, que ponen en fuga a una parte de los agentes extraños y se incorporan a los demás (devorándolos) con la consiguiente destrucción de defensas e invasores. Estas bajas de ambos bandos constituyen el pus. Los invasores abandonan el cuerpo transformados y debilitados. También el cuerpo se ha transformado porque ahora: a) posee información sobre el enemigo, lo que se llama «inmunidad específica», y b) sus defensas han sido entrenadas y robustecidas: «inmunidad no específica» . Desde el punto de vista militar, ello supone el triunfo de uno de los contendientes, con pérdidas por ambos lados. No obstante, el vencedor sale del conflicto fortalecido, ya que ahora conoce al adversario y puede estar preparado.

 

6. Muerte: también puede ocurrir que venzan los invasores, lo cual produce la muerte del paciente. El que nosotros consideremos nefasto este resultado se debe exclusivamente a nuestra parcialidad; es como en el fútbol: todo depende de con qué equipo se identifica uno. La victoria siempre es victoria, gane quien gane, y también termina la guerra. Y también se celebra el triunfo, pero en el otro lado.

 

7. El conflicto crónico: cuando ninguna de las partes consigue resolver el conflicto a su favor, se produce un compromiso entre atacantes y defensas: los gérmenes permanecen en el cuerpo, sin vencerlo (matarlo) pero sin ser vencidos por él (curación en el sentido de la restitutio ad integrum). Es lo que se llama la enfermedad crónica. Sintomáticamente, la enfermedad crónica se manifiesta en un aumento del número de linfocitos y granulocitos, anticuerpos, mayor velocidad de sedimentación de la sangre y décimas de fiebre. La situación no ha podido quedar despejada, en el cuerpo se ha formado un foco que constantemente consume energía, hurtándola al resto del organismo: el paciente se siente abatido, cansado, apático. No está ni enfermo ni sano, ni en guerra ni en paz, sino en una especie de compromiso que, como todos los compromisos del mundo, apesta. El compromiso es el objetivo de los cobardes, de los « tibios» (Jesús dijo: «Me gustaría escupirlos. Sed ardientes o fríos» ).

 

En lo psíquico, el compromiso representa el conflicto permanente. Uno permanece inactivo ante el conflicto, sin valor ni energía para tomar una decisión. Cada decisión supone un sacrificio — en cada caso, sólo podemos hacer o una cosa o la otra— y estos sacrificios necesarios generan ansiedad. Por ello, muchas personas se quedan indecisas ante el conflicto, incapaces de decantarse por uno u otro polo. No hacen más que cavilar cuál puede ser la decisión correcta y cuál, la equivocada, sin comprender que, en el sentido abstracto, nada es correcto ni erróneo, porque, para estar completos y sanos, necesitamos ambos polos, pero dentro de la polaridad, no podemos realizarlos simultáneamente sino uno después del otro. ¡Empecemos, pues, por

uno de ellos y decidámonos ya!

 

Toda decisión libera. El conflicto crónico consume energía constantemente, provocando en el plano psíquico la consabida abulia, pasividad o resignación. Ahora bien, cuando nos decantamos por uno de los polos del conflicto, inmediatamente percibimos la energía liberada por nuestra elección.

 

Como el cuerpo sale de cada infección fortalecido, así también la mente sale de cada conflicto más despejada, ya que al afrontar el problema ha aprendido algo, al enfrentarse con los polos opuestos uno tras otro, ha ampliado fronteras y se ha hecho más consciente. De cada conflicto extraemos información (toma de conciencia) que, análogamente a la inmunidad específica, permite al individuo que en adelante pueda tratar el problema sin peligro. Además, cada conflicto superado enseña a los humanos a afrontar mejor y con más valentía los problemas, lo cual corresponde a la inmunidad no específica del plano físico.

 

Antiguamente, los padres sabían que un niño, después de una enfermedad (todas las enfermedades de la infancia son infecciones), daba un salto en su desarrollo. Al salir de la enfermedad, el niño no es el mismo que antes. La enfermedad le ha hecho crecer. Pero no sólo las enfermedades de la infancia hacen crecer.

 

La inflamación es el conflicto trasladado al plano material. Pero no por ello debe cometerse el error de restar importancia a las enfermedades infecciosas alegando «yo no tengo conflicto alguno». Precisamente este cerrar los ojos al conflicto conduce a la enfermedad. Para esta indagación hace falta algo más que una mirada superficial: se necesita una sinceridad implacable que suele ser tan incómoda para la conciencia como la infección lo es para el cuerpo. Y es esta incomodidad lo que queremos evitar en todo momento.

 

 

La enfermedad nos hace sinceros.

 

Antibióticos: Esta palabra se compone de dos voces griegas, anti = contra y bios = vida. Los antibióticos son, pues «sustancias dirigidas contra la vida». ¡Esto es sinceridad!

 

Esta hostilidad de los antibióticos a la vida se funda en dos fases. Si recordamos que el conflicto es el verdadero motor del desarrollo, es decir, de la vida, toda represión de un conflicto es también un ataque contra la dinámica de la vida en sí.

 

Se suscita la pregunta de si, básicamente, el proceso de la enfermedad corporal puede sustituir a un proceso psíquico. No es fácil responder a esto, ya que la división entre conciencia y cuerpo es sólo una herramienta de argumentación, pues en la realidad el linde no está muy marcado.

 

Porque aquello que se produce en el cuerpo lo experimentamos también en la conciencia, en la psiquis. Cuando nos golpeamos el dedo con un martillo, decimos: me duele el dedo. Pero ello no es exacto, ya que el dolor está sólo en la mente, no en el dedo. Lo que hacemos es sólo proyectar la sensación psíquica de « dolor» al dedo.

 

Precisamente por ser el dolor un fenómeno mental podemos influir en él con tanta eficacia: mediante la distracción, la hipnosis, la narcosis, la acupuntura. (¡El que considere exagerada esta afirmación, recuerde el fenómeno del dolor fantasma!) Todo lo que experimentamos y sufrimos en un proceso de enfermedad física ocurre sólo en nuestra mente. La definición «psíquica» o «somática» se refiere sólo a la superficie de proyección. Si una persona está enferma de amor, proyecta sus sensaciones sobre algo incorpóreo, es decir, el amor, mientras que el que tiene anginas las proyecta en la garganta, pero uno y otro sólo pueden sufrir en la mente. La materia —y, por lo tanto, también el cuerpo— sólo pueden servir de superficie de proyección, pero en sí nunca es el lugar en el que surge un problema y, por consiguiente, tampoco el lugar en el que pueda resolverse.

 

El cuerpo, como superficie de proyección, puede representar un excelente auxiliar para un mejor discernimiento, pero las soluciones sólo puede darlas el conocimiento. Por lo tanto, cada proceso patológico corporal representa únicamente el desarrollo simbólico de un problema cuya experiencia enriquecerá la conciencia. Ésta es también la razón por la que cada enfermedad supone una fase de maduración. Es decir, entre el tratamiento corporal y psíquico de un problema se establece un ritmo. Si el problema no puede ser resuelto sólo en la conciencia, entonces entra en funciones el cuerpo, escenario material en el que se dramatiza en forma simbólica el problema no resuelto. La experiencia recogida, una vez superada la enfermedad, pasa a la conciencia. Si, a pesar de las experiencias recogidas, la conciencia sigue siendo incapaz de captar el problema, éste volverá al cuerpo, para que siga generando experiencias prácticas. Esta alternancia se repetirá hasta que las experiencias recogidas

permitan a la conciencia resolver definitivamente el problema o el conflicto.

 

 

INFECCIÓN = UN CONFLICTO MENTAL QUE SE HACE MATERIAL

 

La persona propensa a las inflamaciones trata de rehuir los conflictos.

 

En caso de enfermedad infecciosa, conviene hacerse las siguientes preguntas:

1. ¿Qué conflicto hay en mi vida, que yo no veo?

2. ¿Qué conflicto rehuyo?

3. ¿Qué conflicto me niego a reconocer?

 

Para hallar el tema del conflicto, debe estudiarse atentamente el simbolismo del órgano o parte del cuerpo afectada.

 

Diccionario Jacques Martel:

Infecciones Frecuentemente relacionadas con la frustración frente a diferentes aspectos de mi vida.

 

Louise L. Hay:

Causa probable: Irritación, enfado, fastidio.

 

Nuevo modelo mental: Elijo estar en paz y en armonía.

 

 

INFECCIOSAS ENFERMEDADES

 

ACTITUD NEGATIVA COMUN

Yo me he sentido furioso por la falta de amor. La desesperanza me destruye

 

ACTITUD POSITIVA A ADOPTAR

Yo soy uno con el cosmos y autosuficiente. Manejo mi vida y estoy por encima de mis propias limitaciones pues es DIOS quien me inspira

 

 

LISA BOURBEAU

 

BLOQUEO FÍSICO: Una infección es el conjunto de efectos que surgen como consecuencia de la agresión de un germen microscópico más o menos virulento.

 

BLOQUEO EMOCIONAL: Toda infección es un signo de fragilidad en el área relacionada con la parte del cuerpo afectada. La persona enferma se deja invadir fácilmente por pensamientos, palabras o gestos provenientes de los demás, que no le convienen y que le queman. No reconoce su fuerza ni su capacidad de autoafirmación. La infección también puede producirse en la persona derrotista o pesimista que dice: «¿Qué más da?» y que no pelea. Se dice que algo o alguien infecto es especialmente repugnante. ¿Te acusas de ser repugnante o innoble en este momento?

 

BLOQUEO MENTAL: No tienes que dejarte agredir por los demás. Tu temor a la agresión es lo que te pone en contacto con personas o circunstancias que te parecen agresivas. Es muy probable que lo que consideras agresivo no exista desde el punto de vista del agresor. Tienes que volver a establecer contacto con tu fuerza interior y dejar de creer que para llamar la atención o inspirar amor debes mostrarte vulnerable, débil o frágil. Tienes mucha más fuerza de la que crees. Si te acusas de ser repugnante o innoble, te sugiero que revises tu definición de estas palabras y te des cuenta de que eres injusto contigo mismo.

 

BLOQUEO ESPIRITUAL: Para conocer el bloqueo espiritual que te impide responder a una necesidad importante de tu SER, utiliza las preguntas sugeridas

 

 

INFECCIONES VÍRICAS

 

Louise L. Hay:

Causa probable: Falta de alegría. Amargura.

Nuevo modelo mental: Con amor dejo fluir libremente la alegría en mi vida. Me amo.

 

 

INFECCIOSAS ENFERMEDADES

 

ACTITUD NEGATIVA COMUN

Yo me he sentido furioso por la falta de amor. La desesperanza me destruye

 

ACTITUD POSITIVA A ADOPTAR

Yo soy uno con el cosmos y autosuficiente. Manejo mi vida y estoy por encima de mis propias limitaciones pues es DIOS quien me inspira

 

 

LISA BOURBEAU

 

BLOQUEO FÍSICO: Un virus es un microorganismo visible sólo al microscopio. Sólo se pueden reproducir si se encuentran dentro de una célula viva.

 

BLOQUEO EMOCIONAL: Cuando un virus ocasiona una enfermedad, ello es una indicación de que la persona se deja invadir por una forma-pensamiento (un elemental) que creó y que le impide ser ella misma. Para que el ser humano se deje invadir así en sus cuerpos emocional y mental debe existir algún fallo. Estos se producen sólo cuando la persona mantiene algún rencor o ira. Por lo tanto, el virus se manifiesta para ayudarle a tomar consciencia de que ese rencor o ira la enferma.

 

Es importante que averigües qué parte del cuerpo ha invadido el virus y que observes la utilidad de esta parte para determinar el área en la cual mantienes esos sentimientos negativos.

 

BLOQUEO MENTAL: Si te invade un virus te sugiere que le hables como si le hablaras a otra persona, puesto que es una entidad viva. Averigua la forma-pensamiento en ti que quiere  alguien para algo. Después haz como si esa forma-pensamiento fuera otra persona que te habla y que quiere animarte a continuar estando resentido con esa otra persona. Ahora, explícale que ya no quieres mantener ese rencor, que esto te enferma y que mejor quieres aprender a perdonar. Aun cuando perdonar te sea imposible en este momento, al menos tu intención es buena, y una vez que disminuya el dolor de la herida podrás lograrlo más fácilmente. Si de ahora en adelante eres consciente de que te dejas invadir por esa formapensamiento tu cuerpo no necesitará ayudarte a que tomes consciencia por medio de un virus.

 

Este último no tendrá razón de ser.

 

BLOQUEO ESPIRITUAL: Para conocer el bloqueo espiritual que te impide responder a una necesidad importante de tu SER, utiliza las preguntas sugeridas.

 

 

INFECCIONES URINARIAS CROMOTERAPIA:

 

Descripción: Al malestar y al dolor que produce esta enfermedad se añade la incomodidad de tener que orinar continuamente. Conviene visitar al médico porque las infecciones continuas pueden terminar dañando los riñones.

 

Color curativo: AZUL AÑIL.

 

Tratamiento: Debemos aplicar un masaje a las áreas que corresponden a la vejiga y los riñones en el pie izquierdo, luego a presionar los puntos del colon ascendente, descendente y sigmoides, el hígado y los riñones, además de un masaje al bazo, el páncreas, las suprarrenales, el timo, el sistema nervioso y las glándulas tiroides y pituitaria.

¿CITOMEGALOVIRUS? Padeces de emociones NO SANADAS

BIODESCODIFICACIÓN – CITOMEGALOVIRUS ¿Qué es?: El Citomegalovirus (CMV), es un género de virus del herpes, dentro de la subfamilia Betaherpesvirinae, de la familia Herpesviridae. Su nombre alude al aumento de tamaño que se observa en las células infectadas producto del debilitamiento del citoesqueleto. Este género incluye el herpes humano conocido como HHV-5 (Human Herpes Virus 5), que es una de las principales causas de mononucleosis infecciosa. Los CMV principalmente atacan a las glándulas salivales y su infección puede ser grave o fatal para los pacientes que sufren inmunodeficiencia y para los fetos durante el embarazo. Los CMV afectan a personas tanto inmunocompetentes como inmunodeprimidas. Es en los pacientes inmunodeprimidos en los que produce complicaciones severas. Sin embargo, en el resto también se han descrito afecciones tales como el síndrome similar a mononucleosis, faringitis, linfoadenopatías o artralgias y hepatitis. ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Comencemos por explicar, que una emoción no nos produce la aparición de virus, pero sí es una emoción la que nos hace vulnerables de “pescarlo”, “adquirirlo”. Claro está y ya lo sabemos, que dependerá del modo en que yo viva los conflictos y las vulnerabilidades que yo tenga a partir de mi educación, miedos, creencias, etc.
Bien.
Las historias que yo puedo estar viviendo, o pude haber vivido para ser susceptible a adquirir éste virus, son parecidas a las siguientes:
– Estoy enamorada, vivo en pareja, me casé o tuve un hijo, con un hombre violento. – Mi pareja me ofende, golpea, humilla, pero lo amo. – Mi pareja me viola todas las noches, pero no puedo dejarlo, lo amo. – Mi hijo es producto de una violación – Mi hijo es hijo de su padre, pero éste abusó de mí. – Por haber estudiado, ya siento que no pertenezco a mi familia. – Por haberme superado, ya no encajo con mis viejos amigos. – Desde que soy famoso, conocido, rico, los demás ya no me aceptan. – Como comencé a trabajar desde muy chico, perdí contacto con aquello que amaba. – Como me fui para ser mejor y tener más cosas, mi familia me olvidó.
Y como pueden ver, las vertientes son únicamente dos:
– Convivencia con una pareja extremadamente violenta – Ser más que los demás y que esos demás ya no me incluyan como parte de su vida.
Si cualquiera de estas dos vertientes, yo la vivo con dramatismo, con dolor, con plena insatisfacción, evidentemente seré vulnerable a la llegada de éste virus.
Si yo asimilo que no merezco una pareja así y me alejo y si además, todo triunfo o superación mía la tomo como natural sin dejarme afectar por lo que los demás piensen, jamás seré vulnerable a éste virus.
Todo dependerá de mí.
Por lo tanto, en el transgeneracional y en mi proyecto sentido, deberé buscar, en el caso de que mi vida sea perfecta y nada de lo anterior vaya conmigo o me resuene, historias en mis dobles o en mi madre, relacionadas con esos conceptos.
Deberé liberarme, deberé perdonarme por haberme dejado afectar y continuar con mi vida. Una carta de duelo, cambio de creencias y fortalecimiento interno, serán de gran ayuda.

BIODESCODIFICACIÓN – COLITIS

1ª Etapa (Supervivencia)

Inflamación del colon. Todos los dolores del abdomen ocurren realmente en el intestino grueso, pues el delgado no tiene terminaciones nerviosas.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?  Si yo presento colitis nerviosa se debe en primer lugar a que soy una persona muy aprehensiva, que no sabe «dejar fluir» las cosas. Que me «clavo» con todo. Que permito que «todo me afecte», y lo que es peor, doy por hecho que «yo soy así» y por más que vaya yo reparando cada uno de los conflictos que me afectan, a diario me dejo afectar por otros más y es un cuento de «nunca acabar». Reparo, repito, reparo, repito. Y por lo general, las porquerías que me hacen pueden ser en el trabajo, en la escuela, en la casa, etc.

Si mi problema ya llegó a afectar mi recto, entonces son exclusivamente orquerías que me hizo mi propia familia.

Y pueden ser cosas bien simples: – Me quitaron mi lugar. – Se comieron mi pastel. – Dijeron algo falso de mi. – Me dejó mi novio por otra. – Mi padre me dio permiso y luego dijo que no. – Mi madre me llama todos los días.

TODO AQUEL HECHO QUE NOS HAGA ENOJAR, PREOCUPAR, ANGUSTIAR, ENVIDIAR, CELAR, ETC. Puede provocar colitis.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Soy una persona insegura. No me siento capaz de superar esto. Todo me altera. Todo me preocupa. Soy incapaz de olvidar lo que me ocurre.

Cómo libero esa emoción biológica?:

La única forma de liberarse de la colitis, es tomarse una pastilla de «me vale» para todo. Porque si no somos capaces de saber diferenciar entre las cosas importantes y las no importantes nunca sanaremos. Si nos preocupamos por lo que otros van a pensar, por lo que aquel va a decir, por lo que la otra persona pensó de mí, por lo que dije, por lo que no dije, realmente estoy perdido.

Solucionar una colitis se trata en gran manera de madurar emocionalmente. Si me dejo afectar por cada hecho que me ocurre en un sólo día y soy tan débil para no poder superar ese mal comportamiento y lo arrastro durante toda la vida, simple, no hay solución.

Debo tomar conciencia de que nada externo afectarme. Debo tomar conciencia de que yo vivo para mí y para ser feliz yo, no para darle gusto a los demás. Debo tomar conciencia, de que mientras yo no viva tranquilo, nada cambiará. Debo amarme lo suficiente para aprender a decir que «no». Debo dejar de vivir para quedar bien con todos.

COLITIS HEMORRÁGICA  Y COLITIS ULCEROSA

1ª Etapa (Supervivencia)

Diarrea con sangre en heces. Se trata de curación de un conflicto de contrariedad indigesta y de jugarreta.

Qué conflicto emocional estoy viviendo? 

1. Alguien me ha traicionado y no lo perdono, no lo puedo «sacar».

2. Marranada que me hizo mi familia + líquidos (asuntos relacionados con alcohol o agua).

Solución:

Eliminar el pedazo (la traición) y el agua.

Resentir:

“Me han traicionado y no me lo puedo sacar de encima»

Miedo visceral = Diarrea.

Miedo en los niños = Agua.

Cuál es la emoción biológica oculta?: 

Soy una persona insegura. No me siento capaz de superar esto.

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Perdono. Me libero y me acepto. Sigo con mi vida.

¿ESTREÑIMIENTO? son conflictos emocionales NO SANADOS

1ª Etapa (Supervivencia)

El estreñimiento es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces escasas y duras. La frecuencia varía de persona a persona, algunas pueden ir a defecar entre 2 a 3 veces por día y alguna otras sólo lo hacen de 2 a 3 veces por semana. Toda frecuencia se considerará normal, si la persona está a gusto con ese ritmo y no siente molestias. Y será un trastorno, cuando la calidad de vida de la persona se haya alterado por no poder defecar.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Hay situaciones parciales que pueden ocasionar estreñimiento por uno o algunos días y conflictos permanentes que pueden ocasionar estreñimiento de por vida. Se deberán analizar todos los siguientes conflictos y descubrir el propio para tomar conciencia y cambiar la situación.

Real y/o Simbólico:

– Busco el amor de mi mamá desesperadamente.

– No he cumplido bien como madre.

– Me culpo por cómo son mis hijos.

– Me niego a perdonar algo que me hicieron.

– No me reconocen en mi territorio, no tengo identidad. (Conflicto activo).

– Conflicto de separación. (Conflicto activo).

– Conflicto de motricidad. (Conflicto activo).

– Conflicto de miedo a no poder transportar el pedazo. (Conflicto activo).

– Miedo a que los alimentos (afectos, problemas) queden atorados. – Miedo a ser descubierto. (Algo sucio que hice).

Resentir:

«Quiero retener algo, no quiero soltarlo».

«No puedo olvidar».

«No quiero perdonar».

«No sé cómo solucionarlo».

«No sé cómo seguir adelante».

«No sé cómo deshacerme de esa porquería, me tomaré tiempo para pensarlo».

«No quiero que me descubran».

En muchos casos, el estreñimiento está relacionado también con:

– Falta de dinero permanente.

– Sensación permanente de carencia.

– Mezquindad y tacañería.

– Negativa a abandonar viejas ideas, creencias y comportamientos.

– Temor a soltar el pasado.

– Afán por retener a personas tóxicas.

Cuál es la emoción biológica oculta?: 

Negatividad.

Pesimismo.

Estancamiento en el pasado.

Tacañería.

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Me permito avanzar.

Dejo ir lo que ya no necesito.

Suelto la porquería de mi vida.

Doy la bienvenida la abundancia.

Confío en el Universo.