¿OTITIS? Estas padeciendo de conflictos EMOCIONALES

BIODESCODIFICACIÓN – OTITIS

 

En los Niños:

Qué conflicto emocional estoy viviendo

No querer oír las discusiones de los padres.

En la escuela, reciben muchos «no» por respuesta.

 

OTITIS MEDIA SEROSA

El oído se tapa para disminuir la audición.

 

Resentir:

“No quiero oír, quiero volver al vientre de mamá, al líquido amniótico, quiero revivir esas sensaciones, ese ruido de agua».

 

Cuál es la emoción biológica oculta?:  

Enfado.

Deseo de no escuchar.

Demasiado alboroto.

Peleas entre los padres.

 

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Vivo en armonía.

Escucho con amor lo bueno y agradable.

Amo poder escuchar.

¿MORETONES? Estas padeciendo de conflictos emocionales

BIODESCODIFICACIÓN – PÚRPURA TROMBOCITOPÉNICA

¿Qué es?: La Púrpura Trombocitopénica Inmunológica, es una enfermedad hemorrágica autoinmune que se caracteriza por la destrucción prematura de plaquetas (glóbulos blancos del torrente sanguíneo), debido a la unión de un auto anticuerpo con las glucoproteínas plaquetarias y la posterior depuración por el sistema fagocito mononuclear.

Es decir, el conteo de plaquetas baja, mismas que sirven al cuerpo para defenderse y gracias a ello, aparecen manchas rojas/violetas en la piel (hematomas, moretones), por el recorrido de los glóbulos rojos en la sangre.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Si yo estoy presentando Púrpura Trombocitopénica, necesariamente he vivido o estoy viviendo, un conflicto emocional, relacionado con la sangre, mi sangre, mi familia. La Púrpura siempre hará referencia al “linaje familiar”, por lo tanto, deberé revisar mi situación familiar de forma objetiva. Debo analizar a consciencia, todo problema con:

– No hay un padre que ponga los límites en ésta familia. – He perdido el contacto con mis padres. – He perdido el contacto con mis hijos. – Mis padres se han separado, yo no quería, yo no quiero. – Me siento poco valioso porque mis padres se han separado.

Si he sido diagnosticado con Púrpura Trombocitopénica, es imprescindible que analice qué situación en mi vida actual o muy reciente, he vivido con la sensación de no sentirme protegido o seguro por mi familia, sumado al hecho de que alguien de la familia, se ha separado, ido, muerto.

Casi siempre, la Púrpura Trombocitopénica, aparece cuando se vive una separación de la madre, así que debo analizar si mi madre no ha muerto recientemente (o cualquier familiar a quien yo haya considerado una madre para mí, e incluso, alguna persona que resulte por fechas, ser doble de mi madre). En el caso de haber crecido criado o educado por mi padre, y yo lo veo como padre y madre, también sea el caso.

– Tal vez mi madre murió. – Tal vez mi madre dejó a mi padre y nos abandonó. – Tal vez mi pareja (hombre o mujer), doble de mi madre, me dejó o me pidió el divorcio. – Tal vez mi pareja (hombre o mujer), doble de mi madre, me engaña o me va a dejar.

Debo analizar toda historia que implique familia, separación, sentirme desprotegido, sentirme no amado, sentirme sin apoyo, sentirme lejos, sentirme sólo.

En el Transgeneracional y Proyecto Sentido, deberé buscar todas éstas historias para que, en el caso de que mi vida sea perfecta, encuentre yo al familiar o al causante (padre o madre), que me han heredado ésta emoción.

¿dolor en los BRAZOS? Seguro padeces de conflictos emocionales

BIODESCODIFICACIÓN – BRAZO

¿Qué es?: En anatomía humana, el brazo es el segundo segmento del miembro superior, entre el hombro y el codo. Sin embargo, en el lenguaje coloquial y en Biodescodificación, el término brazo suele utilizarse para toda el área comprendida desde el hombro y hasta la muñeca. ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Si yo estoy presentando cualquier síntoma, dolor, molestia, fractura, entumecimiento, herida, quemadura, congelamiento, o lo que sea en mi brazo, necesariamente estoy viviendo un conflicto emocional de desvalorización, en relación a alguna actividad que yo realizaba perfectamente con mis brazos y que por comentarios, críticas o burlas de alguien, yo he perdido la confianza en mí y en mis capacidades.

– Ya no abrazo – Ya no tengo fuerza para cargar aquello – Ya no puedo trabajar y mi trabajo requiere de mi brazo o mis brazos. – Ya no soy capaz de hacer aquello que siempre hice o hacía con mi brazo

Emocionalmente, algo me ha hecho sentir menos, incapaz, débil, torpe, etc. Y eso ha alterado el funcionamiento de mi brazo.

Deberá ponerse especial atención en las actividades cotidianas buscando accidentes, errores humanos con consecuencias, pérdida de vidas a causa de un error nuestro, etc.

Ejemplos:

– Soy bombero y como no tuve la fuerza para jalar la manguera, una persona falleció. – Voy manejando, y por no maniobrar el volante correctamente, atropellé a alguien. – No tuve la fuerza para cargar a un compañero de trabajo y cayó. – Cargaba a mi bebé y se me resbaló. – Cargaba mis bolsas del supermercado y no aguanté el peso, todo cayó y se rieron de mí.

Por lo tanto, es imperativo que yo descubra qué acción, que requiriera de mi brazo o de mis brazos no fue recientemente exitosa. O bien, fue duramente criticada y yo me sentí desvalorizado. Acciones como: – Cargar – Sostener – Trabajar – Alcanzar – Manejar – Operar Maquinaria – Usar Herramienta de trabajo – Etc.

Otro elemento a analizar cuando presentamos molestias en nuestro brazo o nuestros brazos, está relacionado con “algo”, que nos vimos obligados a soltar simbólicamente:

– No pude mantener mi distancia. – No pude abrazarlo – No pude impedir que se fuera. – No pude retenerlo o retenerla. – No pude impedir que muriera. Si yo soy Diestro Biológico

Molestias en mi Brazo Derecho: Conflicto en relación a personas que amo o a labores que amo hacer.

Molestias en mi Brazo Izquierdo: Lado del peligro, no pude mantener la distancia, no pude defenderme de, no pude alejar a, etc.

Si yo soy Zurdo Biológico

Molestias en mi Brazo Derecho: Lado del peligro, no pude mantener la distancia, no pude defenderme de, no pude alejar a, etc.

Molestias en mi Brazo Izquierdo: Conflicto en relación a personas que amo o a labores que amo hacer.

El problema más común cuando se tienen molestias en los brazos, están relacionados con trabajo y con abrazar y habrá que enfocarse primeramente.

Si por más que razono, recuerdo lo que he vivido y no doy con ninguna problema, entonces deberé analizar mi árbol genealógico y buscar en mis dobles, alguno que justamente a mi edad (edad en la que presento problemas en el brazo o los brazos), haya vivido alguna de todas las emociones mencionadas. Es muy posible venir arrastrando una lealtad familiar que me obligue a repararlo.

BIODESCODIFICANCO TIPOS DE PARTOS

TIPOS DE PARTO EN BIODESCODIFICACIÓN

En Biodescodificación, el tipo de parto por el cual nacemos, es uno de los momentos claves para el tipo de vida o personalidad que presentaremos y forma parte del Proyecto Sentido (Proyecto de Vida con la que nos programan nuestros padres).

El parto es la primera señal que mostramos de «autonomía» y de hecho, es el bebé mismo, el que determina su momento para nacer.
El «cómo» se desarrolle dicho parto, es la manera en que se marcarán patrones de conducta que mostraremos a lo largo de la vida.

Nuestro tipo de nacimiento, marcará el modo en que nos desarrollaremos en nuestra vida personal, emocional, laboral, etc.

PARTO PROVOCADO.
A partir del momento en el que se provoca un parto, estamos quitando la oportunidad al bebé de que sea él el que decida el momento en que está listo. Por lo tanto, todas personas nacidas como resultado de un parto provocado, tendrán dificultad para «iniciar» las cosas», para saber «cuándo es el momento preciso de iniciar algo» y siempre esperarán a que «otros tomen las decisiones por ellos».

PARTO ACELERADO.
Si la mujer se ha puesto de parto y el médico decide estimularla para que el parto se acelere, lo que resultará son personas con un alto grado de «urgencia» para toda circunstancia. Se crea en ellos un sentimiento de «no ha que esperar jamás el tiempo preciso, hay que acelerarlo todo».

CESÁREA.
El bebé, puede experimentar un «síndrome de interrupción», puede nacer con el sentimiento de que ha sido desviado de su camino, su ritmo o expulsado de un medio en donde él se sentía seguro.

CESÁREA DE EMERGENCIA.
El bebé no comprende, se ha interrumpido su proceso, algo ha surgido y el bebé queda imposibilitado para completar su proceso. Esto dará como resultado, personas que inician proyectos y se detienen de golpe….¿para qué seguir?, si tal vez ocurra algo urgente que me distraiga de mi plan inicial.

CESÁREA PROGRAMADA.
El bebé no se considera listo para salir, no se decide a nacer y es entonces cuando el médico decide «sacarlo forzosamente», arrancarlo de su lugar seguro con el pretexto de que «el bebé ya está listo». Fatal error, porque esto sólo trae consigo que la persona se sienta totalmente impotente ante la vida, se sienta un perdedor, alguien que no es capaz de decidir ni planear.

Dificultad a la hora de terminar las cosas o de llegar hasta el final de algunas. Necesidad de ayuda externa, a veces divina, como un milagro que salva en el último instante. Puede ocasionar también miedo a la luz, a los objetos cortantes y culpabilidad por ser el causante de “las heridas” de su madre.

NACIMIENTO MIENTRAS LA MADRE ESTÁ INCONSCIENTE.
Si la anestesia tiene una dosis elevada, el bebé llega dormido. Son personas que de repente ponen en marcha una acción y de repente hay como una especie de cansancio y se ponen a dormir.

Mantienen una a evadirse y a desconectarse de las emociones y los sufrimientos, bien espontáneamente o bien por medio de drogas. No consigue arreglar los problemas por él mismo. Si la madre muriera, al hijo le quedaría una culpabilidad que le acompañaría toda la vida, la felicidad le estaría prohibida por haber matado a la madre.

NACIMIENTO PREMATURO.
Expresa la necesidad de nacer “ya”.
Puede ser motivado por emociones de la madre, una madre con miedo, una madre ausente emocionalmente o por enfermedad de la madre presentada en el embarazo.
La madre está asustada por algo razón y eso ocasiona que el bebé reciba la orden de venir ya, de no demorarse, es como una orden de «o naces ya o llegarás tarde».
Las personas nacidas prematuramente suelen presentar inquietud por la puntualidad, miedo a llegar tarde, ansiedad, miedo a hacer esperar a los demás. Impresión de fragilidad, debilidad y vulnerabilidad (que pueden ocultar con una personalidad de seguridad y fuerza). Le importa mucho lo que opinen los demás.

NACIMIENTO TARDÍO O PROLONGADO.
Ante una dificultad o conflicto, la madre quiere retener al niño porque no es el momento o no se siente preparada.
La madre pretende seguir embarazada, seguir cerca de su hijo, quiere alargar el tiempo, aunque su hijo ya esté listo.
Por lo general, las personas así, tienen dificultad para iniciar acciones, problemas para gestionar el tiempo, en el sentido de generar ciertos retrasos. Suelen ser personas impuntuales o para quienes no existe el tiempo.

PARTO RÁPIDO.
Son esos partos en que más demora la madre en decir «ya viene» que el bebé en salir como «expulsado».
Esto tiene como consecuencia, personas apresuradas y nerviosas, siempre corriendo. Quieren todo con inmediatez y apresuran a todos. Mucha energía, hiperactivos. Buenos atletas. Sienten que logran el éxito con rapidez. Lo hacen todo muy rápido, que tienen muchas ideas y llevado al extremo pueden presentar patologías de tiroides, hipertiroidismo.

PARTO LENTO.
Esos partos que demoran horas y horas en dilatar. El parto ya ha iniciado, pero no hay dilatación aún y habremos de esperar.
Esto da como resultado, personas que no tienen ninguna prisa, lo hacen todo con lentitud, tienen la idea de «el nacer despacito me salvó la vida», son personas perezosas, en algunos casos con sobrepeso y pueden dar patologías de hipotiroidismo.

NACIMIENTO CON FÓRCEPS O VENTOSAS.
¿Qué conflicto tiene la madre con el padre?
El bebé inicia el proceso de nacimiento, comienza el parto, hay dilatación correcta, el bebé comienza a avanzar pero en el momento de salir, todo se bloquea.
Aquí utilizaremos los fórceps o ventosas para sacar al bebé.
Esto tiene como consecuencia, personas con dificultad para llegar al final de las cosas en soledad, porque el nacimiento va a programar en nosotros un esquema de acción.
Estas personas, cuando actúan y hacen cosas importantes en su vida, ponen en marcha la acción con facilidad, la acción se hace pero en el momento cumbre, hay un bloqueo emocional. Un sentimiento de «realmente no puedo solo».
No les gusta que les controlen, temen el dolor, el contacto físico, necesitan ayuda exterior y se desconectan de sus emociones.

Son personas con dificultad en llegar al final de las cosas por si solos, que tienen una forma de dependencia y en el trabajo siempre están buscando socios. Tiene que hacer las cosas en grupo, porque es lo que pasó, pues así se programó en el nacimiento.

Se sentirá manipulado por los demás y forzado, obligado a actuar. La ayuda que le llegue le hará siempre daño. Cefaleas, migrañas, neuralgias…

NACIMIENTO CON CORDÓN UMBILICAL ENREDADO EN EL CUELLO.
Puede haber una memoria Transgeneracional relacionada con salvar la pareja, con ahogos, ahorcamientos…(memoria de cuello) El bebe pone en marcha el parto, el trabajo se hace, el cuello se dilata, el bebe se pone en el canal y el cordón hace como un elástico y se ahoga. El cerebro va a registrar que la autonomía es un peligro de muerte y va a dar personas que tiene dificultad en ganarse la vida y ser autónomos financieramente, porque en el momento del nacimiento, si sale del vientre se muere y si no sale, también. Pueden ser personas que están estudiando muchos años pero no se atreven a solicitar empleo. Son personas que prefieren que no haya empleo, que prefieren vivir de asistencias sociales o incluso, mantenidos por sus padres.

Son buenos en situaciones de crisis, porque viven con centavitos, se conforman con demasiado poco. Las relaciones sociales, emocionales o familiares los hacen sentirse «ahogados».
Puede rechazar la comunicación y la expresión, siempre expresan o presentan una sensación de asfixia.

NACIMIENTO DE PIES
Una persona que ha nacido en estas condiciones puede tener miedo a ir hacia delante en la vida. Asume que “la vida es una lucha” y él no es capaz de hacer bien las cosas. Sensación de ser inoportuno y culpa por las heridas/dolor causadas a la madre.

EL BEBÉ VIENE ATRAVESADO
Significa “no quiero salir” o “se perdió al buscar la salida. Son personas con mucha confusión y oposición; en muchos momentos sentirán que para “sobrevivir” deben tomar una dirección equivocada.

NACER «DE NALGAS»
“Debo demostrar quién soy”.
“Voy marcha atrás”, miedo de ir hacia delante.
Pueden presentar retraso escolar y repeticiones de curso. También es una manera de hacer mostrar su sexo, exhibirlo.

ASPIRACIÓN DE LÍQUIDO AMNIÓTICO
Produce mucha rabia, el niño lo vive como una traición por la falta de colaboración de su madre. Tienen sensaciones de ahogo y posibles ideas de suicidio.

Todo lo anterior, es importante estudiarlo en las consultas de Biodescodificación y al momento de analizar el árbol genealógico, porque nos marcarán indicios para las pistas del drama principal.

Porque así como pueden ser historias personales de parto, pueden ser memorias heredadas de otras personas en el árbol y que hemos heredado.

TORTÍCOLIS ¿Que problema emocional estoy padeciendo?

BIODESCODIFICACIÓN – TORTÍCOLIS

3ª Etapa (Movimiento, Valoración)

La tortícolis es un tipo de distonía (contracciones musculares prolongadas) en que los músculos del cuello, particularmente el músculo esternocleidomastoideo, angular de la escápula y en menor medida los músculos escalenos, se contraen involuntariamente y hacen que se incline la cabeza.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

 Si yo presento tortícolis, quiere decir que estoy viviendo o viví hace pocas horas un conflicto de contrariedad en la acción. Es decir, quise hacer algo pero me prohibí hacerlo.

– Querer girar la cabeza para ver algo o a alguien que tengo prohibido o me prohibo.

– Querer mirar algo y no hacerlo.

– Una parte de mí quiere ver y la otra me dice que no es correcto.

– Una parte de mí quiere ir hacia adelante y la otra parte quiere mirar atrás (pasado).

– Una parte de mí quiere ir hacia adelante y la otra quiere hacerse a un lado, quitarse.

Resentir:

«No puedo mirar hacia dos lados a la vez».

«No puedo voltear y no querer voltear a la vez».

Cuando la sensación es una contracción muscular prolongada:

– Amor prohibido.

Ejemplo: Una madre en el aeropuerto, despide a su hijo que se va a estudiar lejos. El hijo besa y abraza a su madre y se despide de ella, camina hacia la sala de abordar y quiere voltear a ver a su madre una última vez, pero algo dentro de él le dice: «sé hombrecito, aguántate las ganas, no voltees». Y no voltea. Al día siguiente, presenta tortícolis.

Cuando la sensación es de contracciones tipo espasmos:

– No sentirse apoyado en un enfrentamiento.

Ejemplo:

Un profesor anima a sus alumnos universitarios para que realicen una visita al museo de historia el fin de semana. Mientras están en el museo, algunos de los muchachos, le piden a su nueva compañera que pose para una fotografía junto a una escultura. Ella se recarga en la pieza y ésta cae y se rompe. Inmediatamente los compañeros caminan hacia otro pasillo, la chica piensa en hacer lo mismo, pero no decide a tiempo. Cuando voltea el profesor y la gente de seguridad, sólo ven a la chica. Ella se siente sin apoyo del grupo y se enfrenta a un problema legal muy grande. Al día siguiente presenta tortícolis.

La tortícolis está frecuentemente relacionada con mi acción de mirar hacia uno de dos lados, tener que decidir entre dos opciones, casi siempre es algo que quiero ver y no veo, o algo que quiero hacer y no hago.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

– Sigo adelante o me regreso.

– Volteo o no volteo.

– Me voy o me quedo.

– Terquedad.

– Inflexibilidad.

Como el cuello representa mi flexibilidad y mi capacidad para voltear a ver varios lados de las situaciones de la vida, dañarlo con tortícolis representa un verdadero bloqueo emocional.

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Hago lo que quiero hacer y lo que me hace feliz.

Me muestro flexible.

Hay muchas maneras de ver las cosas.

Me amo y me acepto.

tengo APEGO a alguien ¿Estoy sufriendo y padeciendo algún conflicto emocional?

LOS APEGOS Y LA BIODESCODIFICACIÓN.

Ayer estaba yo terminando las terapias del día, y me puse a pensar en los apegos.
Por un lado, la simple palabra pareciera no significar nada o algo sin importancia alguna, pero para la salud definitivamente los apegos son un ingrediente altamente tóxico, porque nos impiden ser objetivos, ser coherentes, actuar libremente.

Y todos los seres humanos tenemos apegos, yo no canto mal “las rancheras” como decimos en México. También estoy apegada a mi primo con quien trabajo a diario, estoy apegada a mis gatitas que me llenan todo de pelos, a mis hermanos que adoro pero sin duda, considero que de perder la compañía de alguno de ellos, luego de un largo duelo claro, yo tendría la fuerza para continuar con mi vida y mi trabajo.
Hay una parte de mí que ha aprendido con el tiempo, que nada es para siempre y otra parte de mí que ha aprendido que primero estoy yo, mi felicidad y mi bienestar.

Hay gente que muere por sus apegos.

Están apegados a un trabajo de años y se niegan a jubilarse porque dicen que dejar de trabajar sería la muerte. Y les doy la razón porque si eso dicen, si eso creen, eso atraen.
Hay personas que están apegadas al novio o a la pareja y si sucede una separación, un divorcio o un fallecimiento, se les acaba la vida, la alegría, la fe.
Otras tantas personas más son apegadas no a una persona o personas, sino a costumbres, cosas y pertenencias, propiedades y en caso de pérdidas o robos se derrumban.

Yo considero que el problema no es tener apegos. El problema está en no vivir conscientes de que esa persona o ese objeto al que estamos apegados puede faltar.

Cuando éramos niños todos nosotros, vivíamos apegados a la mamá, al papá o al abuelo, pero conforme fuimos creciendo, dichos apegos cambiaron por objetos, amigos, juguetes.
Es verdad que hay y siempre habrá niños a los que les da lo mismo si están con su mamá, con la vecina o con la tía. Niños a los que les lo mismo si hoy jugaron con el barquito y mañana con el osito o si el barquito se perdió y el osito lo tomó la primita.
Pero existen los niños que ya desde pequeños, presentan una intolerancia total al desapego.

Y si toda la vida practicamos apego, seremos unos perfectos expertos en apegarnos a todo y a todos.
El apego es un gran obstáculo que tenemos que superar para progresar en nuestro desarrollo humano y espiritual. Para ello, necesitamos prestar una atención completa a nuestros pensamientos, a nuestros sentimientos y claro, a nuestro Ser.
Debemos comenzar a dejar lo “perdido” en el pasado y preguntarnos: ¿Qué es lo que he de hacer a partir de ahora?

Porque eso sí, también hay apegos hacia algo que ya dejó de ser hace muchos meses e incluso años.

En diciembre pasado, me comentaba una gran amiga que en la calle escucho la conversación de dos señoras que platicaban en una parada de autobús. Una le decía a la otra: “Oye, qué gusto haberte encontrado luego de tantos años, ¿cómo estás?”
Y la otra respondió: “Aquí derrumbada por la pérdida de mi marido”

Mi amiga pensó que era realmente triste el ver a esa señora que acababa de perder a su marido, intentando mostrarse tranquila ante su recién encontrada vieja amiga.
En eso, la primera mujer dijo: “Pero cómo lo lamento amiga, ¿qué pasó, cuándo ocurrió?”
Y la sorpresa fue escuchar que la segunda señora dijo:
“Fue hace 37 años amiga, ha sido un sufrimiento de 37 años”

Dice mi amiga que la señora viuda. Apenas podía caminar, estaba toda encorvada y desmejorada lo que sin duda refleja que el apego la comenzó a matar hace 37 años.

El apego hace que nos atrapemos en diferentes limitaciones. Para superar el apego es necesario alejar nuestro intelecto de temas limitados, porque no se trata tan sólo de “razonar” con una comprensión profunda, sino de combinar los pensamientos, con los sentimientos y con nuestra conciencia espiritual.

Necesitamos reconocer dónde estamos apegados, influenciados o reprimidos. Hay tantos apegos sutiles que nos pueden atrapar: el apego a nuestras acciones y al fruto de nuestros esfuerzos, a las relaciones, a las personas, a los animales, a nuestras propias ideas y percepciones, a nuestro cuerpo, a nuestras costumbres, etc.
Tenemos que revisar: ¿Estamos atrapados en alguna relación o en conflicto con alguien? O estoy plenamente consciente de mis apegos y confío en poder salir adelante si aquello a lo que estoy apegado se pierde.
Es mi responsabilidad personal prestar atención a estos aspectos porque nadie puede hacerlo por mí. Y si no estoy consciente de mis apegos, es mucho más sencillo enfermar por cualquier impacto emocional como consecuencia de una pérdida.
Así las cosas.

ANSIEDAD ¿Que conflicto emocional padezco?

BIODESCODIFICACIÓN – ANSIEDAD / TRASTORNO DE ANSIEDAD

3ª Etapa (Movimiento, Valoración) y 4ª Etapa (Relación).

La ansiedad es un elemento de alerta en nuestro cuerpo. Es aquella que nos indica que ya tenemos hambre y debemos comer. Es aquella que nos dice que debemos digerir lo comido. Es aquella que nos dice que debemos dormir y aquella que nos indica que debemos despertar. La ansiedad, es la «alarma», que le indica a nuestro sistema nervioso central que debemos hacer algo. Así sea huir del depredador, defender nuestro territorio, proteger a los nuestros, etc.

Desde este punto de vista, la ansiedad se considera una señal positiva, de salud, que ayuda en la vida cotidiana, siempre que sea una reacción coherente frente a determinadas situaciones que tengan su cadena de sucesos de forma correcta. Y hay varias formas en que la ansiedad resulta una «alerta». Puede ser una alerta en rojo que nos dice: «sal corriendo es un incendio». Puede ser una alerta amarilla que nos dice: «Cuidado no cruces, vienen más coches».

Esas situaciones de «ansiedad», ayudan al organismo a resolver peligros o problemas de la vida cotidiana.

Pero, ¿por qué muchas personas declaran «tener problemas de ansiedad»?

Porque la sociedad moderna, ha confundido la ansiedad con lo que se denomina «trastorno de ansiedad», que es radicalmente otra cosa.

El Trastorno de Ansiedad sí tiene consecuencias negativas para las personas y sobre todo, consecuencias desagradables. La mayoría de la población se diagnostica por medio de «la familia», y es allí cuando las falsas creencias toman fuerza. Y vamos por la vida etiquetándonos como personas con «PROBLEMAS DE ANSIEDAD», en lugar de tomar conciencia.

EL TRASTORNO DE ANSIEDAD:

El trastorno de ansiedad está constituido por varios elementos, entre los cuales se incluyen:

– Fobias.

– Trastorno Obsesivo-Compulsivo.

– Trastorno de Pánico.

– Estrés Post Traumático.

– Ansiedad Generalizada.

– Ansiedad Social.

– Ataques de Pánico.

En todos estos casos y a diferencia de la Ansiedad Normal (Adaptativa), las personas viven permanentemente sensaciones de miedo y deseos de huir.

La persona ya no es capaz de distinguir una amenaza real de una amenaza imaginaria. La persona vive en un estado casi permanente de angustia irracional. Por lo tanto, no es una persona consciente de su realidad.

Los síntomas que presenta una persona con Trastorno de Ansiedad son:

– Extremada Fatiga o Desánimo.

– Taquicardia.

– Respiración Acelerada.

– Dilatación de las Pupilas

– Sensación de Ahogo.

– Temblores en manos o pies.

– Sensación de Pérdida del Control.

– Sensación de Pérdida del Conocimiento.

– Sudoración Excesiva.

– Náuseas.

– Rigidez Muscular.

– Debilidad Muscular,

– Dificultad para Hablar y Expresarse.

– Pensamientos Negativos y Obsesivos.

¿No presentas estos síntomas? No tienes Trastorno de Ansiedad.

Deja de andar por la vida diciendo que tienes «problemas de ansiedad» y toma consciencia en lugar de vivir como víctima. O bien, acude con un Psiquiatra Especialista y realízate todos los exámente pertinentes.

El Trastorno de Ansiedad se puede manifestar de tres formas diferentes:

Síntomas Físicos.

Síntomas Cognitivos.

Síntomas Conductuales.

Mismos que pueden presentarse solos o mezclarse entre sí. Y para detectarlo es necesario realizar varios análisis, pruebas y estudios médicos en instituciones especializadas en salud mental. No basta con sentir nervios para decir que uno padece: ANSIEDAD. Así que mucha atención a esto.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Si yo presento Trastorno de Ansiedad, necesariamente soy una persona que siempre se ha sentido débil, minimizada, poco apreciada, víctima de las circunstancias e incapaz de demostrar mi valor e inteligencia.

Vivo constantemente queriendo llamar la atención de los demás, y poco a poco voy desarrollando miedos irracionales para lograrlo.

Tiendo a pensar siempre en un futuro negativo, siempre tengo prisa, siempre debo alterarme ya, para que me hagan caso.

Si no «me pongo mal», nadie me hace caso.

Disfruto inconscientemente, cuando los demás dicen: «pobre de él» o «pobre de ella».

Tiendo a recordar y platicar de mi pasado, siempre fue mejor, siempre viví mejor, tuve lo mejor, conocí a los mejores, gané mejor, trabajé mejor, etc.

Soy incapaz de disfrutar mi presente, un amanecer, una rica comida, un bello paseo, unas lindas vacaciones, mi trabajo, mi familia, mis hijos, mis amigos, una película, etc. Destruyo mi presente día tras día con pensamientos negativos, catastróficos, trágicos y de añoranza por un pasado que ya no está. Mi mente sólo piensa en dolor, muerte, abandono, tristeza, accidentes, tragedias, pobreza, peligro, violencia, hambre, frío, enfermedad….así de mal estoy. Así de pobre es la vida que yo he decidido darme.

Y no hay nada más cierto, que mi estado emocional lo único que provoca son enfermedades, que finalmente me harán cumplir mis vaticinios.

¿Cuál es la emoción biológica oculta?:

Falta de confianza en el proceso de la vida.

Falta de confianza en mí.

Falta de auto respeto y valoración.

Falta total de consciencia y coherencia.

¿Cómo libero esa emoción biológica?:

Amándome y amando mi vida tal como es.

Dejando de molestar a los demás con mi victimismo.

Confiando en el proceso de la vida.

Impidiendo que mi imaginación guíe mi vida.

Siendo yo mismo y avanzando.

Guiándome por mi intuición.

Confiar más en los demás.

LEALTAD ENFERMIZA FAMILIAR

Importante evidencia científica nos avisa de la existencia de fenómenos de repetición de comportamientos en la familia y de sucesos de vida que se repiten de generación en generación como mágicamente. Repetir los patrones negativos de familiares es un lastre que nos impide ser auténticos y lograr nuestra plenitud.
Es frecuente recibir en el consultorio a madres solteras que descubren ese patrón de criar hijos solas en sus generaciones anteriores o personas que descubren que en su historia familiar hay mucho abuso de poder en los miembros de la familia, otros tantos con una historia de varones infieles o historias repetitivas de padres con hijos “por fuera”. Las personas llegan a establecer como normales situaciones que no lo son. “Yo siempre he sido así”, suelen decir. “Mis relaciones con los hombres siempre han sido así”.
Otras personas descubren patrones en donde tratan a otros como si fueran objetos que pueden usar para lograr sus propios objetivos o quizás se dan cuenta que permiten que otros se aprovechen de ellos, ambos casos por repetición de tradición familiar.
Muchos de nosotros inconscientemente “asumimos” patrones familiares destructivos de abandono, ansiedad, depresión, ira, culpa, soledad, alcoholismo e incluso enfermedad, como una forma de “pertenecer” a nuestras familias debido a una lealtad inconsciente por temor a ser expulsados del vinculo familiar.
Así vemos como, desde el amor más profundo, un niño sacrifica sus propios intereses en un vano intento por aliviar el sufrimiento de un padre, madre u otro miembro de la familia. Esto genera programaciones increíblemente poderosas porque definirán su manera de sentir, ver y percibir el mundo, incluso cuando crezca.
La identificación no es necesariamente consiente, sino que puede transmitirse por el inconsciente colectivo familiar de la generación.  Los psicólogos utilizamos el método de geosociograma para identificar hechos importantes en la vida familiar en donde se descubren fechas concretas para clasificar crisis o conmociones, enfermedades, accidentes, muertes, etc.  Con ello podemos activar tomas de conciencia para integrarlos a técnicas concretas que despierten la conciencia y permite descubrir lealtades inconscientes que se tiene hacia la familia y que son la causa de patrones enfermizos o de fracasos en el amor o las finanzas.
Pero ¿qué podemos hacer para romperlo? Se cree que es difícil pero la realidad es que a veces el simple hecho de tomar conciencia del patrón repetitivo nos permite transmutar para cortar esa secuencia de comportamientos. El darse cuenta  lleva tiempo y en ocasiones requiere de ciertos procedimientos psiogenealógicos que realizamos dentro del consultorio en una psicoterapia realizando por ejemplo un duelo simbólico o una reconstrucción psico-cognoscitiva .
Tips para romper con los patrones enfermizos de familia:
  1. Tomar conciencia del patrón que estas repitiendo
  2. Utilizar ese “darte cuenta” para comenzar a “elegir diferente”
  3. Entrar en una etapa de observación de cada pensamiento y decisión que hacemos
  4. Evitar justificar lo que hacemos
  5. Desarrollar mucha paciencia y autoaceptación
  6. Brindarte amor incondicional cuando ocurran las recaídas
  7. Estar dispuesto a dejar ir al pasado y honrar lo positivo que te dejó
  8. Buscar ayuda psicológica profesional de tipo sistémico o psicogenealógico

Biodescodificando LOS DEDOS de las manos

BIODESCODIFICACIÓN – DEDOS DE LAS MANOS

3ª Etapa (Movimiento/Valoración).

En Biodescodificación, cada uno de los dedos de mi mano, tiene un significado. Y gracias a dicho significado, yo puedo comprender a profundidad, qué situación emocional estoy viviendo si me ocurre algo en alguno de ellos.

Por lo tanto, si sufro una cortada, una fractura, un machucón, si presenta alguna lesión en la piel, si me duele, si me lo chupo, si me truena, si me quemo, etc. Seré perfectamente capaz de descubrir con qué aspecto de mi vida, está relacionado. Lo mismo si he perdido algún dedo o si he nacido con alguna deformidad en él.

Qué conflicto emocional estoy viviendo? Básicamente, si me ocurre algo en algún dedo de la mano significa que me siento desvalorizado. Que algo o alguien me hace sentir menos con relación a cómo hago las cosas, cómo trabajo, cómo me desempeño, etc. Y esto claro, lo sumo al significado de cada dedo.

DEDO PULGAR – MADRE El dedo pulgar representa simbólicamente a mi madre y su función como proveedora de nutrición afectiva. Refleja un poco la manera en que yo vivo sin la oposición de otros. Representa a mi boca y lo que digo.

DEDO ÍNDICE – MI AUTORIDAD Y MI INDEPENDENCIA El dedo índice representa simbólicamente cómo justifico mis acciones ante los demás, mi independencia y mi autoridad. Representa la manera en que yo me someto ante las órdenes de otros, mi forma de obedecer. Representa también mis juicios, la forma en que acuso a los demás.

DEDO MEDIO – MI SEXUALIDAD El dedo medio representa mi vida sexual, la manera en que yo vivo y expreso mi sexualidad. Simbólicamente, refleja claramente el tacto que tengo para solucionar asuntos con los demás. Refleja mi sexualidad más primitiva, mis deseos sexuales más ocultos.

DEDO ANULAR – EL COMPROMISO El dedo anular representa mis compromisos, mis cambios. Tiene relación con la firma o cierre de contratos. Refleja también momentos de cambio en mi vida, como cambio de nombre, apellido, cambio de casa, de trabajo, etc. Este dedo, representa mis ojos, lo que veo real o simbólicamente. Y hay un poco de relación con los duelos que yo vivo. Si alguien querido muero o bien, algo ha muerto para mí simbólicamente, este dedo se verá afectado.

DEDO MEÑIQUE – SECRETOS FAMILIARES El dedo meñique representa simbólicamente todos los sucesos familiares a nivel secretos y mentiras. Todos esos hecho y sucesos que se han ocultado en la familia, a causa del «qué dirán». Representa el lado sucio de la familia. El lado hipócrita de la familia. Este dedo representa mis orejas y lo que oigo, real o simbólicamente.

Cuál es la emoción biológica oculta?: Los dedos de las manos, en general representan heridas emocionales, enojos conmigo mismo, conflictos mentales y culpas, relacionados con mi vida diaria, con hechos simples y circunstanciales. Los dedos biológicamente nos ayudan a ser más precisos y concretos. Si yo estoy presentando algún problema en los dedos, debo revisar el significado y buscar en qué aspecto de mi vida estoy fallando. Los problemas en los dedos me dicen en qué debo enfocar mi atención.

DEDO PULGAR: Si yo sufro algún daño en este dedo significa que estoy preocupado por algo, ya sea relacionado con mi madre, con algo que dije o incluso porque siento que alguien me presiona a hacer algo que no quiero. Si yo me chupo este dedo, busco a mi madre. Necesito a mi madre. Representa mi voluntad y mi responsabilidad.

DEDO ÍNDICE: Si yo sufro algún daño en este dedo, significa que he tenido algún problema de autoridad o bien, con lo que para mí signifique la autoridad. Tal vez he perdido mi liderazgo, tal vez alguien más me ha sometido o bien mi independencia y seguridad se tambalean. Estoy viviendo algo que me causa miedo. Alguien me está juzgando equivocadamente. Este dedo marca mi fuerza, mi carácter y mi poder de decisión. Si yo me chupo este dedo, quiere decir que vivo rebelándome ante la autoridad, que me molesta que me digan qué hacer.

DEDO MEDIO: Si yo sufro algún daño en este dedo, significa que he tenido algún problema de tipo sexual, ya sea con mi pareja o bien, algún tema sexual me afecta. Este dedo suele avisarme cuando estoy realmente enojado o molesto con alguna persona. También puede representar que alguien del sexo opuesto restringe mi vida, me intenta controlar o bien, me rechaza sexualmente.

DEDO ANULAR: Si yo sufro algún daño en este dedo, significa que estoy sufriendo por algo o por alguien. Alguna unión sentimental puede estar a punto de romperse o bien, he sufrido una separación. Puede señalarme también, que algo relacionado con contratos legales no va bien o indicarme que algún compromiso que voy a contraer no es correcto para mí. Si tengo alguna tumoración benigna en mi dedo anular, significa que quiero formar una pareja con valores, bases y formas distintas a como yo fui educado.

DEDO MEÑIQUE: Si yo sufro algún daño en este dedo, puede significar que alguien de la familia me oculta un secreto o me ha mentido y viceversa, que la persona que ha ocultado algún secreto o ha mentido soy yo. Refleja también mi intuición, por lo que si me daño este dedo, seguramente mi intuición falló y me sentí traicionado.

CÓMO LIBERO ESA EMOCIÓN BIOLÓGICA?:   En general, todos los problemas en los dedos representan detalles del día a día, a los cuáles he dado demasiada importancia y que claramente no determinan mi vida completa. Debo aprender a vivir en armonía, pero sobre todo en equilibrio. Es importante dejar de influenciar mi vida por todo aquello que proviene de los demás y ver más por mí mismo. Debo confiar más en mí, y en que todo aquello que me sucede, es parte de mis aprendizajes como ser humano.

Que conflicto emocional estoy viviendo HUESOS

HUESOS

3ª Etapa. (Movimiento, valoración)

Por problemas óseos se entienden todas las enfermedades que empiezan con «osteo» y en todos los casos, los problemas de huesos, están relacionados con un conflicto emocional de «falta de soporte».

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento cualquier síntoma en uno o varios huesos, necesariamente estoy viviendo un conflicto emocional de desvalorización. Conflicto especifico en función de la parte del cuerpo afectada (habrá de analizarse el significado de la parte afectada y sumar «falta de soporte»).

TEJIDO OSEO

Está compuesto por células y componentes extracelulares calcificados que forman la matriz ósea.

Se caracteriza por su rigidez y su resistencia tanto a la tracción como a la compresión

Se renueva y reabsorbe continuamente gracias a la actividad de sus células específicas

Composición del hueso:

 Células Osteoprogenitoras:

Derivan de células de origen mesenquimal, se hallan en las superficies libres de los huesos.

Cuentan con potencial para diferenciarse en condroblastos u osteoblastos

Osteoblastos:

Sintetizadoras de matriz ósea.

Osteocitos:

Parten de la diferenciación de los osteoblastos, no pueden reproducirse.

Osteclastos:

Degrada y reabsorbe hueso. Deriva de células hematológicas.

Funciones:

– Soporte, forman la estructura.

– Protección de órganos vitales.

– Movimiento, sirven de palanca para los músculos.

– Almacenamiento, papel muy importante en la fisiología del calcio.

– Hematopoyesis, formación de la sangre, en la médula ósea roja.

Los huesos, por ser la parte sólida del cuerpo, representan el sostén.

Un problema en los huesos, se relaciona siempre con el temor de no ser apoyado lo suficiente o no apoyar bien a los demás.

Se presenta en una persona que se valora o no se siente lo suficientemente fuerte para ocuparse de su propia vida. Por lo general, aquella persona que presente problemas en los huesos, necesariamente será una persona dependiente, sobreprotegida, chantajista o que le guste vivir su vida como «víctima» de las circunstancias. Cuando hablamos de cáncer en los huesos, es la máxima declaración de que una persona se siente «basura». Por completo débil, por completo insignificante, por completo dependiente de los demás.

La persona que suele sentirse obligada a apoyar a los demás es aquella que necesita que dependan de ella para sentirse importante. No triunfa en la vida por sí sola. Se desvaloriza en cuanto no se siente útil. Esta es la razón por la que, al envejecer, se suele padecer osteoporosis u otra enfermedad que comience por «osteo». Los problemas óseos pueden manifestarse también en la persona que le tiene miedo a la autoridad. Se desvaloriza ante ella. Como reacción, intenta volverse autoritaria o dominante.

Es altamente común que se presenten problemas en los huesos en aquellas madres que no desean que sus hijos se alejen, hagan su vida, sean independientes. Es la manera que tienen las madres tóxicas de llamar fuertemente la atención de los hijos, es un llamado hacia ellos para que vuelvan al nido y ella continúe obteniendo beneficios de ellos.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

 – No puedo vivir sin ayuda.

– Necesito que otros vean por mí.

– Necesito ayudar a todos.

– Dependo de los demás para vivir.

– Todos dependen de mí para vivir.

– No valgo nada si estoy solo.

– No puedo hacer nada solo.

Con cualquier problema en los huesos, tu cuerpo te envía el mensaje de que creas más en ti y te sientas más fuerte ante ti mismo, reconociendo que tienes más fuerza de la que crees. También te dice que es momento de que te estabilices en la vida haciendo cosas   que te agraden en el mundo físico, sin sentirte culpable y con amor hacia ti mismo. Tu cuerpo  te muestra que tienes todo lo necesario para crear tu propia estabilidad sin depender de los demás.

No necesitas creer que eres «demasiado» ni «demasiado poco», que eres esto o aquello, para ser una persona importante.

Permítele a los demás volar y hacer su vida, no utilices el chantaje para atraer la atención de nadie.

Date permiso para valorarte por lo que eres y no por los resultados de los demás, de aquellos a quienes quieres. Ante la autoridad, date cuenta de que  el hecho de que alguien lo sea en un terreno específico no la hace valer más que tú.

Establece contacto con las áreas en las que podrías enseñar a los demás.