BEBIDAS NATURALES PARA EL COLESTEROL

El colesterol malo es producto de una alimentación rica en frituras, dulces, productos artificiales, grasas, o embutidos, entre otros.

Por su parte, el colesterol bueno, o HDL, se encarga de recoger el colesterol malo de la sangre y transportarlo al hígado para que sea eliminado. Precisamente esto es lo que lo hace ser “bueno”, ya que se encarga de ayudar a eliminar los excesos de colesterol malo presentes en el organismo.

Si después de los últimos análisis clínicos el médico determinó que tus niveles de colesterol están altos, tal vez es momento de considerar algunos jugos y bebidas caseras que ayudan a controlar este problema para reducir las probabilidades de sus posibles consecuencias.

1. Jugo de manzana, perejil y espinaca para combatir el colesterol malo

Ingredientes

  • 4 manzanas.
  • 1 taza de hojas de espinacas crudas (30 g).
  • 1 puñado de perejil.

¿Qué debes hacer?

Lava y prepara todos los ingredientes y luego introdúcelos (por separado) en un extractor de jugos. Cuando ya los tengas, mézclalos en una licuadora durante un minuto y bebe un vaso del jugo todos los días.

2. Jugo de repollo y ajo

Tanto el repollo como el ajo son conocidos por sus múltiples beneficios para la salud y su capacidad para limpiar nuestro cuerpo. Este poderoso jugo ayudará a eliminar los excesos de grasa y colesterol que pueden afectar nuestra salud.

Ingredientes

  • ½ repollo mediano.
  • 2 dientes de ajo.
  • ½ taza de agua (120 ml).

¿Qué debes hacer?

Tritura bien los ajos y posteriormente introdúcelos en la licuadora junto con el repollo, previamente lavado y picado, y ½ taza de agua para facilitar el licuado. Bate todos los ingredientes y consume una taza de este jugo diariamente hasta bajar el colesterol.

No se debe extender por mucho tiempo seguido su consumo, ya que el repollo podría llegar a debilitar la glándula de la tiroides.

3. Jugo de fresa y cítricos

Este delicioso jugo, además de su exquisito sabor y  de combatir los niveles de colesterol malo, también cuenta con propiedades que refuerzan nuestro sistema inmunitario y que incluso nos pueden ayudar a perder peso.

Ingredientes

  • 1 taza de fresas (100 g).
  • 2 naranjas.
  • 1 kiwi.

¿Qué debes hacer?

Extrae el jugo de las naranjas, lava y pela el kiwi y prepara las fresas. Posteriormente, introduce todos los ingredientes en la licuadora y bate durante un par de minutos. Toma a diario, sin colar, durante 2 semanas.

4. Jugo de zanahoria, perejil y espinacas

Los jugos verdes son los más recomendados para estar saludables en todo sentidoy evitar los problemas de colesterol. Este poderoso jugo te ayudará a eliminar colesterol y grasas para que mejores tu estilo de vida y le ganes la batalla a este problema.

Ingredientes

  • 4 zanahorias.
  • 3 ramas de perejil.
  • 2 hojas de espinacas.

¿Qué debes hacer?

Introduce todos los ingredientes en un extractor de jugos y toma la mezcla en ayunas. También  después de cada comida durante 15 días seguidos.

¿TAQUICARDIA? Padeces de malas emociones NO SANADAS

BIODESCODIFICACIÓN – TAQUICARDIA

3ª Etapa (Movimiento, Valoración)

La taquicardia es el incremento (aceleración) de la frecuencia cardíaca. Es la contracción demasiado rápida de los ventrículos. Se considera cuando la frecuencia cardíaca es superior a cien latidos por minuto en reposo. Este síntoma es más común en las mujeres que en los hombres. También varía en función de las emociones, del dolor y de los pensamientos.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Si yo presento taquicardia, necesariamente estoy viviendo un conflicto emocional, en el cual tengo la «falsa seguridad» de no estar recibiendo suficiente amor.

Resentir:

«Mis hijos no me llaman seguido».

«Nadie me abraza».

«Nadie me quiere».

«Ya no me ama».

«No me aman como antes».

Estoy viviendo algo preciso que me hace pensar que en un futuro ya no recibiré suficiente amor, que moriré pronto.

En las mujeres con vida sexual activa, una taquicardia puede presentarse si se siente que no hay demasiado sexo, «no hago suficiente el amor».

Y nada más fatalista para el cuerpo humano que pensar de esta forma.

Deberás cambiar la idea que tienes del amor, de cómo lo expresas y cómo los demás lo expresan.

No tengas expectativas al respecto y disfruta el amor que te rodea sin exageraciones fatalistas.

Saca el drama de tu vida, estás dañando tu corazón.

¿TUNEL CARPIANO? emociones NO SANADAS

BIODESCODIFICACIÓN – TÚNEL CARPIANO (SÍNDROME) ¿Qué es?: El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía periférica que ocurre cuando el nervio mediano se comprime dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca. El nervio mediano es un nervio sensitivo motor. Conduce la sensibilidad desde la palma de la mano, pasando por el dedo pulgar, índice, medio, la mitad radial del dedo anular. El túnel carpiano, es como un pasadizo estrecho y rígido del ligamento y los huesos en la base de la mano, contiene los tendones y el nervio mediano. Está delimitado en su parte proximal por los huesos pisiforme, semilunar, piramidal y escafoides; y su parte distal por el trapecio, trapezoide, el grande y el ganchoso. El techo del túnel está formado por el ligamento denominado retináculo flexor. A través de este túnel discurren cuatro tendones del músculo flexor común superficial de los dedos de la mano, cuatro tendones del músculo flexor común profundo de los dedos de la mano y el tendón del músculo flexor largo del pulgar.
Cualquier proceso que provoque ocupación del espacio (inflamación de alguno de estos tendones, presencia de líquido, etc.) provoca la disminución de espacio y el atrapamiento del nervio. Algunas veces, el engrosamiento de los tendones irritados u otras inflamaciones estrechan el túnel y hacen que se comprima el nervio mediano. El resultado puede ser dolor, debilidad o entumecimiento de la mano y la muñeca, irradiándose por todo el brazo. Aunque las sensaciones de dolor pueden indicar otras condiciones, el síndrome del túnel carpiano es de las neuropatías por compresión más comunes y ampliamente conocidas en las cuales se comprimen o se traumatizan los nervios periféricos del cuerpo. Normalmente, cuando la muñeca se flexiona o se extiende, la presión puede aumentar, lo que ocasiona una isquemia (Detención o disminución de la circulación de sangre a través de las arterias de una determinada zona, que comporta un estado de sufrimiento celular por falta de oxígeno y materias nutritivas en la parte afectada.) en el vaso nervorum. ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Vamos a comenzar por repetir nuevamente que manos es “trabajo”, brazos es “trabajo” y a deducir, que la muñeca representa simbólicamente mi flexibilidad para “trabajar”.
Una vez comprendido esto, tendremos claro que el ámbito de nuestra que deberemos revisar para descubrir lo que me está causando un problema en el túnel carpiano estará limitado a mi área laboral, a mis actividades diarias, a un proyecto específico, a mis hobbies (si son realizados con las manos) o a cualquier cosa que yo haga con mis manos (tocar, tomar, acariciar, cargar, sostener, etc).
Ahora bien, físicamente, el síndrome del túnel carpiano, es un dolor que yo sufro cuando ejerzo presión en mi muñeca, mano o dedos. Por lo tanto, debo buscar qué cosa en mi trabajo o en lo que yo hago me pone “tenso”, me hace sentir presionado (tensionado) o me hizo sentir así en los días previos a la aparición de la molestia. Hay muchas personas que hasta son operadas por este síntoma, pero que no son capaces de analizar su vida laboral o cambiar su vida laboral o de tomar más a la ligera lo que hacen a diario. Muchas personas comienzan con molestias y se lo atribuyen al uso del mouse de la computadora, pero son incapaces de aceptar, que eso que hacen a diario en la computadora es lo que los estresa, los presiona.
Y es que si alguna característica especial tiene este síndrome, es que surge a causa de un movimiento “repetitivo” que ya nos “hartó”, pero que no aceptamos emocionalmente y por lo tanto, queremos seguir haciéndolo.
Buscando más profundamente las causas de esto, llegaremos a la base de que todas mis articulaciones y nervios, obedecen ante conflictos de “desvalorización”. Por lo tanto, necesariamente estoy viviendo o viví, un conflicto relacionado con sentirme incapaz de hacer algo (de trabajo o actividad manual), y no sólo incapaz sino no tan bueno como otros, no tan rápido como otros, no tan capacitado como otros, etc.
Por lo tanto, deberé buscar historias en mi vida reciente relacionadas con:
– Estoy harto de hacer esto todos los días, ya no puedo más. – Este proyecto requerirá más horas o más tiempo y no me pagarán más. – No me siento capaz de terminar éste trabajo a tiempo. – Esto que hago todos los días me aburre, me cansa, no me hace feliz. – Por más que me esfuerzo, nadie reconoce que mi trabajo es bueno. – Siempre hay alguien que pone un “pero” a lo que yo hago, entrego, termino (de trabajo).
Y no se compliquen la existencia, porque pueden ser cosas tan simples como “manejar”, “planchar”, “lavar”, “dar un clase”, “capturar textos en computadora”, “conectar cables”, etc. Revisen todo aquello que hacían todos los días y que hoy, por su dolor ya no pueden hacer. Ahora bien, y sin salirnos del tema laboral o actividad diaria, también deberemos revisar todas aquellas situaciones, en las que nos sintamos obligados a hacer algo, que no nos gusta, no queremos hacer, pero que por circunstancias externas, debemos hacer:
– Este trabajo no me gusta pero no puedo dejarlo porque no hay más ingresos en casa. – Yo ya me quería salir de este trabajo pero me han aumentado el sueldo y mejor me quedo. – Esto que hago lo hago por mi padre, a mí ni me gusta. – Ya me cansé de cocinar diario, de limpiar, pero debo hacerlo por mi familia.
Y por el mismo camino, deberemos encontrar alguna historia relacionada con “hacer” con las manos y que de alguna manera me ha producido una emoción de “tensión”.
– No sé cómo hacerlo. – No me siento capacitado para hacerlo. – Tengo que hacerlo por… – No me dio tiempo de hacerlo. – De haber sabido, no lo hubiera hecho.
Cambiando el tema laboral, otra cosa que hacemos con las manos y la muñeca, es separar a dos que se están peleando, por lo tanto, deberé revisar si en mi vida, estoy viviendo alguna situación en la que “ser el intermediario” no haya resultado bien. Aunque no haya yo involucrado mis manos y todo haya sido “hablado”.
También deberé revisar, si en algún aspecto de mi vida, yo me siento “con las manos atadas” y aquí pueden intervenir aspectos de todo tipo:
– Me gusta mi trabajo pero debo dejarlo porque mi marido ya me dijo que debo cuidar al bebé. – Yo debo dejar lo que estoy haciendo para darle gusto a…. – Debo dejar de hacer lo que hago, para ya hacer mi vida personal.
Y algo importante, la lateralidad, hablando de las funciones que quedan detenidas a consecuencia de mis molestias en el túnel carpiano, también pueden estar directamente relacionadas no sólo con trabajo y lo que hacemos, sino con las personas que conviven con nosotros:
Si yo soy diestro biológico y mi molestia está en mi muñeca derecha: – Estoy viviendo una situación en la que quiero soltarme, liberarme de mi pareja, y no necesariamente en el plano amoroso, sino que sus comentarios con respecto a lo que yo hago, no me hacen sentir bien. Sus actitudes hacia lo que yo hago, no me gustan, me desvaloriza con respecto a lo que yo hago.
Si yo soy diestro biológico y mi molestia está en mi muñeca izquierda: – Estoy viviendo una situación en la que quiero soltarme, liberarme de mi hijo, y no necesariamente en el plano familiar, sino que sus comentarios con respecto a lo que yo hago, no me hacen sentir bien. Sus actitudes hacia lo que yo hago, no me gustan, me desvaloriza con respecto a lo que yo hago. Sólo espera el fruto de lo que yo hago, lo mantengo y ya me cansé.
Si yo soy zurdo biológico y mi molestia está en mi muñeca izquierda: – Estoy viviendo una situación en la que quiero soltarme, liberarme de mi pareja, y no necesariamente en el plano amoroso, sino que sus comentarios con respecto a lo que yo hago, no me hacen sentir bien. Sus actitudes hacia lo que yo hago, no me gustan, me desvaloriza con respecto a lo que yo hago.
Si yo soy zurdo biológico y mi molestia está en mi muñeca derecha: – Estoy viviendo una situación en la que quiero soltarme, liberarme de mi hijo, y no necesariamente en el plano familiar, sino que sus comentarios con respecto a lo que yo hago, no me hacen sentir bien. Sus actitudes hacia lo que yo hago, no me gustan, me desvaloriza con respecto a lo que yo hago. Sólo espera el fruto de lo que yo hago, lo mantengo y ya me cansé.
Con todo lo anterior, ya podrán tener una idea más clara de las historias a buscar y de que deben cambiar para sanar. Este síntoma pertenece siempre, a la vida presente, no es necesario el árbol genealógico ni el proyecto sentido. Cambiar la manera en que vemos lo que hacemos, en que valoramos lo que hacemos y nuestro esfuerzo para hacerlo. Valorarnos a nosotros mismos, esa es la clave.

¿CITOMEGALOVIRUS? Padeces de emociones NO SANADAS

BIODESCODIFICACIÓN – CITOMEGALOVIRUS ¿Qué es?: El Citomegalovirus (CMV), es un género de virus del herpes, dentro de la subfamilia Betaherpesvirinae, de la familia Herpesviridae. Su nombre alude al aumento de tamaño que se observa en las células infectadas producto del debilitamiento del citoesqueleto. Este género incluye el herpes humano conocido como HHV-5 (Human Herpes Virus 5), que es una de las principales causas de mononucleosis infecciosa. Los CMV principalmente atacan a las glándulas salivales y su infección puede ser grave o fatal para los pacientes que sufren inmunodeficiencia y para los fetos durante el embarazo. Los CMV afectan a personas tanto inmunocompetentes como inmunodeprimidas. Es en los pacientes inmunodeprimidos en los que produce complicaciones severas. Sin embargo, en el resto también se han descrito afecciones tales como el síndrome similar a mononucleosis, faringitis, linfoadenopatías o artralgias y hepatitis. ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: Comencemos por explicar, que una emoción no nos produce la aparición de virus, pero sí es una emoción la que nos hace vulnerables de “pescarlo”, “adquirirlo”. Claro está y ya lo sabemos, que dependerá del modo en que yo viva los conflictos y las vulnerabilidades que yo tenga a partir de mi educación, miedos, creencias, etc.
Bien.
Las historias que yo puedo estar viviendo, o pude haber vivido para ser susceptible a adquirir éste virus, son parecidas a las siguientes:
– Estoy enamorada, vivo en pareja, me casé o tuve un hijo, con un hombre violento. – Mi pareja me ofende, golpea, humilla, pero lo amo. – Mi pareja me viola todas las noches, pero no puedo dejarlo, lo amo. – Mi hijo es producto de una violación – Mi hijo es hijo de su padre, pero éste abusó de mí. – Por haber estudiado, ya siento que no pertenezco a mi familia. – Por haberme superado, ya no encajo con mis viejos amigos. – Desde que soy famoso, conocido, rico, los demás ya no me aceptan. – Como comencé a trabajar desde muy chico, perdí contacto con aquello que amaba. – Como me fui para ser mejor y tener más cosas, mi familia me olvidó.
Y como pueden ver, las vertientes son únicamente dos:
– Convivencia con una pareja extremadamente violenta – Ser más que los demás y que esos demás ya no me incluyan como parte de su vida.
Si cualquiera de estas dos vertientes, yo la vivo con dramatismo, con dolor, con plena insatisfacción, evidentemente seré vulnerable a la llegada de éste virus.
Si yo asimilo que no merezco una pareja así y me alejo y si además, todo triunfo o superación mía la tomo como natural sin dejarme afectar por lo que los demás piensen, jamás seré vulnerable a éste virus.
Todo dependerá de mí.
Por lo tanto, en el transgeneracional y en mi proyecto sentido, deberé buscar, en el caso de que mi vida sea perfecta y nada de lo anterior vaya conmigo o me resuene, historias en mis dobles o en mi madre, relacionadas con esos conceptos.
Deberé liberarme, deberé perdonarme por haberme dejado afectar y continuar con mi vida. Una carta de duelo, cambio de creencias y fortalecimiento interno, serán de gran ayuda.

BIODESCODIFICACIÓN – COLITIS

1ª Etapa (Supervivencia)

Inflamación del colon. Todos los dolores del abdomen ocurren realmente en el intestino grueso, pues el delgado no tiene terminaciones nerviosas.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?  Si yo presento colitis nerviosa se debe en primer lugar a que soy una persona muy aprehensiva, que no sabe «dejar fluir» las cosas. Que me «clavo» con todo. Que permito que «todo me afecte», y lo que es peor, doy por hecho que «yo soy así» y por más que vaya yo reparando cada uno de los conflictos que me afectan, a diario me dejo afectar por otros más y es un cuento de «nunca acabar». Reparo, repito, reparo, repito. Y por lo general, las porquerías que me hacen pueden ser en el trabajo, en la escuela, en la casa, etc.

Si mi problema ya llegó a afectar mi recto, entonces son exclusivamente orquerías que me hizo mi propia familia.

Y pueden ser cosas bien simples: – Me quitaron mi lugar. – Se comieron mi pastel. – Dijeron algo falso de mi. – Me dejó mi novio por otra. – Mi padre me dio permiso y luego dijo que no. – Mi madre me llama todos los días.

TODO AQUEL HECHO QUE NOS HAGA ENOJAR, PREOCUPAR, ANGUSTIAR, ENVIDIAR, CELAR, ETC. Puede provocar colitis.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Soy una persona insegura. No me siento capaz de superar esto. Todo me altera. Todo me preocupa. Soy incapaz de olvidar lo que me ocurre.

Cómo libero esa emoción biológica?:

La única forma de liberarse de la colitis, es tomarse una pastilla de «me vale» para todo. Porque si no somos capaces de saber diferenciar entre las cosas importantes y las no importantes nunca sanaremos. Si nos preocupamos por lo que otros van a pensar, por lo que aquel va a decir, por lo que la otra persona pensó de mí, por lo que dije, por lo que no dije, realmente estoy perdido.

Solucionar una colitis se trata en gran manera de madurar emocionalmente. Si me dejo afectar por cada hecho que me ocurre en un sólo día y soy tan débil para no poder superar ese mal comportamiento y lo arrastro durante toda la vida, simple, no hay solución.

Debo tomar conciencia de que nada externo afectarme. Debo tomar conciencia de que yo vivo para mí y para ser feliz yo, no para darle gusto a los demás. Debo tomar conciencia, de que mientras yo no viva tranquilo, nada cambiará. Debo amarme lo suficiente para aprender a decir que «no». Debo dejar de vivir para quedar bien con todos.

COLITIS HEMORRÁGICA  Y COLITIS ULCEROSA

1ª Etapa (Supervivencia)

Diarrea con sangre en heces. Se trata de curación de un conflicto de contrariedad indigesta y de jugarreta.

Qué conflicto emocional estoy viviendo? 

1. Alguien me ha traicionado y no lo perdono, no lo puedo «sacar».

2. Marranada que me hizo mi familia + líquidos (asuntos relacionados con alcohol o agua).

Solución:

Eliminar el pedazo (la traición) y el agua.

Resentir:

“Me han traicionado y no me lo puedo sacar de encima»

Miedo visceral = Diarrea.

Miedo en los niños = Agua.

Cuál es la emoción biológica oculta?: 

Soy una persona insegura. No me siento capaz de superar esto.

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Perdono. Me libero y me acepto. Sigo con mi vida.

¿ESTREÑIMIENTO? son conflictos emocionales NO SANADOS

1ª Etapa (Supervivencia)

El estreñimiento es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces escasas y duras. La frecuencia varía de persona a persona, algunas pueden ir a defecar entre 2 a 3 veces por día y alguna otras sólo lo hacen de 2 a 3 veces por semana. Toda frecuencia se considerará normal, si la persona está a gusto con ese ritmo y no siente molestias. Y será un trastorno, cuando la calidad de vida de la persona se haya alterado por no poder defecar.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Hay situaciones parciales que pueden ocasionar estreñimiento por uno o algunos días y conflictos permanentes que pueden ocasionar estreñimiento de por vida. Se deberán analizar todos los siguientes conflictos y descubrir el propio para tomar conciencia y cambiar la situación.

Real y/o Simbólico:

– Busco el amor de mi mamá desesperadamente.

– No he cumplido bien como madre.

– Me culpo por cómo son mis hijos.

– Me niego a perdonar algo que me hicieron.

– No me reconocen en mi territorio, no tengo identidad. (Conflicto activo).

– Conflicto de separación. (Conflicto activo).

– Conflicto de motricidad. (Conflicto activo).

– Conflicto de miedo a no poder transportar el pedazo. (Conflicto activo).

– Miedo a que los alimentos (afectos, problemas) queden atorados. – Miedo a ser descubierto. (Algo sucio que hice).

Resentir:

«Quiero retener algo, no quiero soltarlo».

«No puedo olvidar».

«No quiero perdonar».

«No sé cómo solucionarlo».

«No sé cómo seguir adelante».

«No sé cómo deshacerme de esa porquería, me tomaré tiempo para pensarlo».

«No quiero que me descubran».

En muchos casos, el estreñimiento está relacionado también con:

– Falta de dinero permanente.

– Sensación permanente de carencia.

– Mezquindad y tacañería.

– Negativa a abandonar viejas ideas, creencias y comportamientos.

– Temor a soltar el pasado.

– Afán por retener a personas tóxicas.

Cuál es la emoción biológica oculta?: 

Negatividad.

Pesimismo.

Estancamiento en el pasado.

Tacañería.

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Me permito avanzar.

Dejo ir lo que ya no necesito.

Suelto la porquería de mi vida.

Doy la bienvenida la abundancia.

Confío en el Universo.

¿CARIES? Padeces de conflictos NO SANADOS

BIODESCODIFICACIÓN – CARIES

Clasificada como el tercer azote mundial por la OMS, después de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer, la caries ocupa el primer lugar de los problemas dentales. Banal entre todas, la enfermedad de la caries no es menos reveladora de nuestra vivencia. Contrariamente a la creencia expandida, el azúcar no es la única responsable de las caries. En estado normal, la muela está dotada de una especie de escudo protector que la preserva a través de la saliva. Algunas experiencias científicas muestran que un estrés nervioso prolongado anula la inmunidad natural de la muela. Esta deviene entonces vulnerable a los ácidos que producen las bacterias a partir del azúcar.

En los animales como en el hombre, numerosos estudios confirman que los sujetos estresados desarrollan más caries que los otros. En la historia de la humanidad, las primeras caries aparecen con la sedentarización. Hace alrededor de seis mil años. De cazador-colector, el hombre se convierte en agricultor. Su alimentación cambia, los cereales cultivados aportan una parte creciente de azúcar.  Al mismo tiempo, el modo de vida se transforma. Al civilizarse, el hombre renuncia al nomadismo y vive de una manera cada vez más confinada. Mucho más que del azúcar, las caries serían consecuencia de directa de la falta de libertad. Además, la sedentarización genera tensiones y conflictos de territorio. Las caries aparecen al mismo ‘tiempo que las primeras guerras tribales. No es un hecho fortuito. Los estrés sociales o psicológicos son una causa principal de ocurrencia de las caries. Según estudios realizados, los sujetos más expuestos son de tipo introvertido con tendencias neuróticas. Una actitud de cierre, de rigidez interior y la imposibilidad de poner palabras a su vivencia (dicho de otra forma, la ausencia de verbalización) favorecen las caries.

La caries traduce la negativa de expresar una parte de sí, un don o una capacidad, en reacción a un acontecimiento que estresa y que marca. La muela afectada indica qué faceta de sí es negada.

De apariencia anodina, la caries oculta un pequeño drama: «Me niego a morder, a defenderme, a manifestarme por la palabra, pero también a soltarme en la vida».

La caries traduce el deseo inconsciente de disolverse y de desaparecer.

La caries tiene el triste privilegio de ser capaz de destruir el tejido más duro de todo el cuerpo: el esmalte. Traduce el deseo inconsciente de desaparecer para ir al más allá, un mundo desencarnado o virtual. Se niega a morder la vida con todos sus dientes, se niega a alimentarse en todos los planos, rechaza alimentos terrestres, las golosinas, la sensualidad, los placeres, etc. Las caries proliferan en cuanto la persona rechaza la carne. Muchas veces las caries múltiples y profundas acompañan un contexto de depresión.

La persona rechaza su piel y las obligaciones ligadas a la materia: «No quiero existir lo cotidiano me pesa».  Siente el deseo de soltar las amarras, terminar con una vida tan resentida como confinante, quisiera «despegar», para unirse a un mundo donde la vida sería más ligera y más fácil. La aparición de caries múltiples es signo de que la persona «planea», a falta de lastre, de densidad, pierde el sentido de las realidades. Esas caries, profundas e invasivas, que se desarrollan rápido, llegan en momentos en los que ya no se quiere vivir.  Es frecuente que coincidan con una enfermedad grave. Estar roído por una caries, por un cáncer u otra enfermedad corresponde a la misma problemática que el cuerpo traduce a niveles diferentes (lea Órganos-vínculos con los dientes). Las caries se producen a veces en períodos en los que la persona descuida su cuerpo porque sus preocupaciones están en otra parte, por ejemplo entre los estudiantes estresados por sus exámenes que se agotan intelectualmente en detrimento de la higiene de vida más elemental.  La caries indica concretamente el «no» que le decimos a la vida.

 

Es una pequeña muerte y a la vez una invitación apremiante a regresar al aquí y ahora. Las caries traducen el estado de vacío interior que habita en la persona. Analizada en particular, cada caries traduce una falta precisa: material y afectivo (muelas inferiores), educativo (dientes superiores). Las carencias de todo tipo, fisiológicas (minerales, vitaminas) pero también psicoafectivas (presencia, atención) forman parte de nuestros dientes. Por su distribución, las caries se muestran allí donde somos débiles, allí donde nuestra construcción es porosa, frágil o desmenuzable porque cuando niños no recibimos el alimento (en sentido amplio) que necesitábamos. Por ejemplo, una caries en un primer molar inferior izquierdo (diente de mamá) dice:«Me faltó apoyo materno», una caries en un incisivo central superior izquierdo (diente de la radiación) dice: «Me faltó la mirada benevolente de un padre para construirme».

La  caries  que  roe  nuestros  dientes  es  una  forma  de  autodestrucción  inconsciente. Traduce la negación a sentir un sufrimiento del pasado inscrito en el diente.  El diente, estructura cristalina dotada de memoria, engrana los acontecimientos que nos afectan. Les estrés, traumas, duelos y otros choques emocionales dejan sus marcas en nuestros dientes.       La caries tiene por  finalidad  evacuar  la información  nociva  vinculada  a la vivencia  dolorosa.   Es la solución perfecta que encuentra el  inconsciente  cuando la persona  no  puede  asumir  esa  eliminación  por  medio  de  un  trabajo  consciente  de liberación emocional (psicoterapia u otro).  A través de la caries, proceso de disolución, el cuerpo digiere la información negativa fuente de perturbación.   Las caries traducen los estrés de los que, paradójicamente, tratan de aliviarnos.

 

Las caries afectan a las personas emocionalmente frágiles que se destruyen sin atreverse a hablar o a expresar lo que tienen en el corazón (una aflicción), que prefieren destruirse antes que abrirse. Tragarse sus emociones, sus reacciones o sus palabras es allanarle el terreno a la caries. Las palabras no expresadas cristalizan en dolores de muelas. Entre los niños, las caries de los dientes de leche expresan los no-dicho de los padres. En cuanto a los adolescentes, sus caries -por lo general numerosas en este período-, denuncian un malestar que de otra forma no puede oírse.

¿Las personas que desarrollan más caries  que otras tendrían más sufrimientos que expresar? Seguro. Las personas propensas a las caries tienen una necesidad creciente de decir, de verbalizar. Pero, cuidémonos de concluir que existe un vínculo matemático entre la cantidad de sufrimientos engranados y la tasa de caries. Cada uno posee su propio umbral de sensibilidad. Una persona  es capaz de guardar mucho tiempo su sufrimiento antes de llegar a expresarlo mediante la caries. Otra, de naturaleza más sensible, alcanza mucho más rápidamente el umbral de saturación donde es imperativo liberarse.

La caries, enfermedad psicosomática por excelencia, refleja nuestros estados anímicos y nuestras dificultades existenciales. Marca nuestras inconveniencias y  fallas. Aceptemos reconocerlas para no sufrir nuestras caries sino para hacer de ellas  una herramienta de evolución.  Y sobre todo, tomemos el tiempo de comprender el mensaje

que nos dirigen las de nuestros hijos para liberar de ese azote a las generaciones futuras.

Construyamos un futuro diferente sobre nuestros sufrimientos.

¿TUMORES? son emociones NO SANADAS

BIODESCODIFICACIÓN – TUMORES

4ª Etapa (Relación)

En Biodescodificación, cualquier tumor es la máxima señal, de que un problemita emocional que pudo haber quedado resuelto en el pasado no lo fue. Así como una ostra se protege de un granito de arena que entra a su «cuerpo» y lo va rodeando de una capa dura y brillante; los seres humanos recibimos «heridas emocionales» y las vamos cubriendo de grasa y tejido hasta formar un tumor.

Si vamos por vida, acumulando heridas, diciendo que estamos bien, que no pasa nada, que tenemos el control, que eso que vivimos o que nos sucedió no nos afectó, etc, seguro seremos poseedores de más un tumor.

Y dependiendo de la zona del cuerpo en la que formemos el tumor, será el tipo de impacto emocional recibido y no superado. Yo puedo tener una colitis por los corajes que hago y las cosas malas (emocionalmente) que no digiero. Pero si yo tengo tumores en el colon, sólo significa que esas cosas malas, aún las sigo recordando, les sigo dando vuelta, no las perdono, no olvido, guardo rencor.

Y lo mismo si es en el seno, la rodilla, la próstata, la vejiga, donde sea, da lo mismo. Son emociones no liberadas, que seguimos arrastrando por la vida.

Miomas, la enfermedad de moda, ¿será una casualidad? Mujeres y más mujeres uniéndose al hombre que creen ideal y que resulta una total falsedad. Pero como ellas no olvidan aunque perdonan, el cuerpo les grita que no se embaracen de él, que él no es el padre correcto para sus hijos, y ellas, hacen como que no ven. O bien ya tienen muchos hijos y deben parar. O no han tenido hijos, pero no es el momento.

O esos tumores en útero y matriz, que piden a gritos que las mujeres se liberen de tanto trauma emocional familiar o social con respecto a la sexualidad, a la maternidad, a liberar violaciones e incestos. A liberarse emocionalmente del hombre que las maltrata o maltrató.

Cada célula del cuerpo responde a cada una de las cosas que uno piensa o dice, nos escuchan, nos sienten. Nuestras células saben si vemos la vida como optimista y fabulosa o si ya nos rendimos y ya queremos irnos. Nuestras células, saben si realmente esa pareja que tenemos, ese trabajo, esa familia nos hacen felices. Escuchan cuando estamos con las personas que «queremos» y a sus espaldas les mentamos su madre.

Vamos por la vida sin aceptar lo que totalmente queremos o nos hace felices. Vamos por la vida acumulando rencores, para después, para vengarnos después, para lastimar después. Vamos por la vida, conviviendo con una pareja que no nos ama o a la que no amamos. Vamos por la vida, trabajando en cosas que odiamos, nos aburren o no nos gustan. Vamos por la vida criando monstruos dependientes en lugar de hijos emocionalmente sanos e independientes.

Vamos por la vida, dependiendo de los padres, el marido, los hijos como si fuéramos papalotes, sin voz propia.

Vamos por la vida, dejando la vida para después…

¿Y no queremos tener tumores?

Así como nuestro cuerpo puede sanarnos, nuestro cuerpo puede matarnos.

Dependerá de nosotros, de nuestra capacidad de perdonar, de olvidar, de dejar ir, de disfrutar plenamente cada momento de nuestra fabulosa vida.

Hay que reconocer que mientras no estemos en equilibrio, paz y armonía, nuestro cuerpo no lo está. Y nuestro cuerpo, no es bodega de rencores.

¿problemas SUPRARRENALES? Padeces de conflictos emocionales NO SANADOS

BIODESCODIFICACIÓN – SUPRARRENALES
SUPRARRENALES

3ª Etapa. (Movimiento, valoración).

Las glándulas suprarrenales, glándulas adrenales o cápsulas suprarrenales son dos estructuras retroperitoneales, la derecha de forma triangular y la izquierda de forma semilunar, ambas están situadas encima de los riñones.
Su función es la de regular las respuestas al estrés, a través de la síntesis de corticosteroides (principalmente cortisol) y catecolaminas (sobre todo adrenalina).

Síntomas: (Bolsas en los ojos).
Descodifico las suprarrenales cuando me siento perdido y/o no sé que dirección tomar.
Aburrimiento.
Remordimiento.
Afecta mucho a las personas con fibromialgia, por falta de dirección.
La cortisona es la hormona de los proyectos y la buena dirección.

Conflicto: Conflicto del cordero.
Las Suprarrenales representan conflicto de falta de dirección.

Resentir: “¿Que hago aquí?». «Me he perdido, estoy fuera del grupo».
FIBROMIALGIA = «Me he equivocado de camino, estoy haciendo algo que no quiero hacer.» o «Para qué me voy a curar, si voy a quedar mal y no voy a poder trabajar.»

Corteza de las cápsulas suprarrenales:
Conflicto de haber sido echado (arrojado) fuera del camino, de haber elegido el camino equivocado o de haber apostado por el caballo equivocado.

Suprarrenales, corteza de las cápsulas suprarrenales. Lado izquierdo:
Conflicto de desvalorización en el sentido más ambpli. Incapacidad de lucha a causa de herida grande y sangrante, conflicto de hemorragia y lesión, también conflicto de trasfusión sanguínea. Conflicto por diagnóstico de cáncer de sangre (nuestro cerebro no puede distinguir entre transfusiones de sangre y hemorragias)

Causa probable: Derrotismo. Renuncia a cuidar de uno mismo. Angustia.
Nuevo modelo mental: Me amo y me apruebo. Me siento confiado al cuidar de mí mismo.

BLOQUEO FÍSICO: Las dos glándulas suprarrenales están situadas encima del polo superior de cada riñón. Tienen muchas funciones; en situaciones de urgencia, segregan la adrenalina necesaria para alertar el cerebro, acelerando el ritmo cardiaco y movilizar los hidratos de carbono de reserva a fin de proporcionar la energía requerida. Segregan la cortisona, otra hormona que tiene una función importante en el metabolismo de los hidratantes de carbono y con acción antiinflamatoria, así como las hormonas necesarias para mantener el equilibrio electrolítico. Los diferentes problemas que presentan se debe a su HIPOFUNCIONAMIENTO o HIPERFUNCIONAMIENTO.

BLOQUEO EMOCIONAL: Estas glándulas son el enlace entre el cuerpo físico y el chacra básico. Este chacra nos proporciona la energía necesaria para mantener la fe en nuestra Madre Tierra y en su capacidad de atender nuestras necesidades básicas, es decir, todo lo relacionado con TENER en la vida. Todo problema en las glándulas suprarrenales indica que la persona afectada tiene muchos miedos irreales, sobre todo con respecto a su vida material. Tiene miedo de equivocarse de dirección. No tiene suficiente confianza en sí misma para creer en su capacidad de satisfacer sus necesidades materiales. Su imaginación es demasiado fértil. Se desvaloriza y siente no ser más vigorosa y dinámica.
Su hiperfuncionamiento indica que la persona mantiene siempre en alerta a sus glándulas suprarrenales como si tuviera que hacer frente a alguna urgencia cuando, en realidad, ello sucede principalmente en su imaginación, experimentando así una pérdida de proporción, una incoherencia. El hipofuncionamiento indica que la persona no ha sabido respetar sus límites y sus glándulas se han agotado. En realidad, le dicen que deje descansar a su mente, que se relaje y que confíe más en el Universo que siempre se ha ocupado de todos aquellos que se lo permiten.

BLOQUEO MENTAL: Tu cuerpo te dice que dejes de creer que estás solo para cubrir tus necesidades y que dejes de creer que únicamente tu mente, es decir, lo que has aprendido hasta ahora, puede ocuparse de ti. Debes aceptar que también existe una fuerza interna, tu DIOS interior, que sabe todo lo que necesitas mucho mejor que tu mente. De este modo, tus necesidades básicas serán respetadas y satisfechas. En lugar de preocuparte sin cesar, dedica un tiempo a dar gracias por todo lo que tienes en este momento. Restablece el contacto con tu poder interior, que te dará nuevamente el dinamismo necesario para ir en la dirección deseada.

8 PASO PARA DEPURAR Y RENOVAR EL CUERPO

1. BEBE MUCHÍSIMA AGUA

Empieza el día con un vaso de agua tibia con el zumo de medio limón exprimido. Esto te ayudará a limpiar el hígado, a preparar el sistema digestivo y a hidratar el cuerpo. Sigue bebiendo mucha agua durante el resto del día, prepárate aguas frescas con limón, pepino, fresas y/o menta infusa, y tes o infusiones.

2. EMPIEZA TU DÍA CON UN BUEN ZUMO/BATIDO VERDE

Este elixir verde te llenará de vitalidad a primera hora de la mañana. Su alta concentración en micronutrientes como las vitaminas, minerales y enzimas activos te ayudará a mantener los niveles de energía durante el resto del día y a limpiar y activar los órganos de depuración del cuerpo. Así que olvídate del café y prepararte un zumo/batido verde detox como el batido “Green Glow” o el zumo “Glory Morning”:

  • 1 manzana verde
  • ½ pepino
  • 2 ramas de apio
  • 5 ramitas de perejil
  • 1 puñado de espinacas
  • 1 trocito de jengibre
3. PROCURA HACER SÓLO 3 COMIDAS AL DÍA

Es importante dejar descansar el sistema digestivo entre las comidas principales, de esta forma el organismo tiene más tiempo para focalizar las energías en depurar y no en digerir los alimentos. Si ves que necesitas comer alguna cosita de snack, escoge alimentos ligeros y con gran contenido en agua y que mejor como la deliciosa fruta fresca que nos ofrece la naturaleza estos días: fresas, fresones, arándanos, ciruelas, cerezas, albaricoques, nísperos…

Incluye en tus platos alimentos que refuerzan el hígado como el ajo, el pomelo, el aguacate, la remolacha, zanahorias y vegetales de hoja verde. También puedes sazonar tus platos con especies como la cúrcuma, el comino, pimiento de cayena y cilantro ya que ayudan a la digestión y desintoxicación.

4. EVITA COMER GLUTEN, LÁCTEOS, AZÚCARES Y COMIDA PROCESADA

Estos alimentos son muy difíciles de digerir, causan un efecto adictivo y tienen un alto potencial para causar hipersensibilidad intestinal o alergias. Tampoco tomes café ni alcohol.

5. CENA LIGERO Y TEMPRANO

La cena siempre debe ser más ligera que la comida. Puede ser una deliciosa ensalada, unas verduritas ligeramente salteadas o una sopa vegetal. La cena no debería ser más tarde de las 20h, de este modo nos acostamos con la digestión finalizada y nuestro cuerpo puede relajarse al completo.

6. ¡A SUDAR!

Ahora que ya vamos guardado la chaqueta de invierno…, sal fuera y mueve el cuerpo. Anda, ve en bici, baila, practica yoga, corre. Encuentra una actividad que te motive y engánchate a ella.  Es muy bueno regalarse unos minutitos de sauna o un baño calentito con sal marina o sales EPSON. Sudar es uno de los mejores métodos para eliminar toxinas a través de los poros de la piel.

7. RESPIRA PROFUNDO

Haz ejercicios de respiración profunda para depurar los pulmones y la mente. Repite el siguiente ejercicio: inspira durante 8 segundos, aguanta la respiración durante 2 segundos y expira durante 8 segundos más. Practica este ejercicio sobretodo antes de acostarte, te relajará y te ayudara a conciliar el sueño.

8. ACUÉSTATE TEMPRANO

Durante un proceso depurativo es muy importante descansar adecuadamente. Nuestro cuerpo activa su mecanismo natural de “limpieza” cuando está durmiendo así que será crucial dormir entre 8 y 9 horas.