¿INSOMNIO? Seguro padeces de conflictos EMOCIONALES

BIODESCODIFICACIÓN – INSOMNIO

El insomnio se define como dificultad para iniciar o mantener el sueño y puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial), despertarse frecuente durante la noche o despertarse muy temprano por la mañana, antes de lo planeado (insomnio terminal).

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento insomnio, significa que soy una persona miedosa, desconfiada, exageradamente apegada y por lo tanto «inconsciente». En el momento en que finalizo mi día y no soy capaz de permitirme descansar, en eso momento he perdido el control sobre mí y eso habla de una falta total de confianza tanto en mi persona, como en mis comportamientos y reacciones y en la vida misma. Tengo un carácter difícil, sólo yo me entiendo, sólo yo me aguanto, nadie me comprende, nunca estoy feliz o satisfecho con lo que hago o digo durante el día, pero tampoco soy feliz con lo que he vivido durante dicho día. No estoy en paz, no vivo en paz, nada me llena. Y hasta que yo no cambie, nada cambiará.

Cuál es la emoción biológica oculta?:  Miedo. Culpa. Rencor. Resentimiento. Resistencia al fluir de la vida. Pensamientos negativos. Preocupaciones sin sentido. Falta de aceptación por lo que sucede alrededor.

En el caso de insomnio que comienza a muy corta edad o sin razón comprobable, hay que revisar el árbol genealógico, porque puede existir una orden de «velar al muerto», real o simbólico. Velar a un muerto puede ser efectivamente porque hubo un muerto o bien porque me paso la noche revisando todo lo que pasó durante el día sin llegar a nada. Resentir: «El muerto no ha podido ser velado».

Y el muerto puede ser el pleito de hoy en la oficina, la discusión con mi pareja, los problemas de mi hija, etc.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Con amor le regalo a mi cuerpo este descanso. Entrego mi vida y mis días a esa fuerza superior. Dejo de analizar y calificar el pasado. Acepto descansar en paz. Me cuido y dejo fluir la vida.

TENGO HONGOS EN LAS UNÁS ¿Que conflicto emocional padezco?

BIODESCODIFICACIÓN – UÑAS

4a. Etapa Relación

 Las uñas en sí mismas, representan «protección», por lo tanto, si yo presento algún problema en mis uñas, necesariamente deberé analizar en qué aspecto de mi vida me siento desprotegido. Hay que revisar el significado de cada dedo, ya sea de las manos o de los pies para comprender un poco más lo que significa cada uña.

Morderse las uñas.

Ahora bien, si yo me muerdo las uñas, significa que me estoy conteniendo de «arañar» a mi padre, me contengo de matar a mi padre, de hacerle daño a mi padre, de vengarme de mi padre, de atacar a mi padre. (simbólico) También puede ser la madre, es un porcentaje mínimo de los casos, si y sólo si se trata de las uñas del dedo pulgar. 

La persona que se muerde las uñas, es alguien que se carcome por dentro al no sentirse protegida, sobre todo con respecto a los detalles de su vida. Puede sentir ira hacia uno de sus progenitores que no la protegió lo suficiente, según sus necesidades. Cada vez que revive esa falta de protección con ese padre o indirectamente con otra persona, se muerde las uñas, lo cual le da seguridad y alivia su angustia.

Cuál es la emoción biológica oculta?: 

Estoy desprotegido. Quiero confiar. Frustración. Me como a mí mismo. Siento despecho por alguno de mis padres.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Debo entender que yo puedo defenderme sin comerme.

Debo ser certero al defenderme.

Debo aceptar a mi padre y perdonar.

Debo aceptar a mi madre y perdonar.

Debo amarme.

Debo vivir tranquilo y sin rencores.

UÑAS QUEBRADIZAS.

Las uñas quebradizas representan nuestra fragilidad ante la culpa. Por lo general, las personas a las que se les rompen fácilmente o a las que se les «abren», las capas de las uñas, son personas que se culpan por haber hecho las cosas mal, por no haber sido perfectos en algo que hicieron. Su búsqueda por ser perfectos y reconocidos les hace debilitarse.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Sentirse culpable por no ser perfecto.

Sentirse culpables por no hacer las cosas perfectas.

Sentirse débiles por estar buscando la perfección.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Debo comenzar a comprender que siempre doy mi máximo esfuerzo.

Debo aceptarme fuerte y seguro.

Debo soltar la culpa y amarme tal cual soy.

UÑAS ENCARNADAS.

Cuando yo tengo las uñas encarnadas, significa que vivo con inquietud y culpa mi derecho a avanzar por la vida. Es una mezcla de emociones, porque por una parte, sé y siento que debo hacer las cosas y por la otra, siento que está mal que haga eso o lo haga de tal manera.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Inquietud y culpa por mi derecho a avanzar en la vida.

Culpa por querer ser el mejor o llegar más lejos.

Culpa porque mi avance moleste o inquiete a los que me rodean.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Debo aceptar que yo voy por mi propio camino.

Debo elegir mi camino en la vida.

Debo sentirme feliz y alegre con lo que decido hacer.

Debo aceptar mi derecho a avanzar por la vida. 

UÑAS CON HONGOS.

Cuando yo tengo las uñas contaminadas con hongos, significa que vivo una situación de «porquería» con respecto a alguien a mi alrededor. Los hongos significan putrefacción, por lo que deberé revisar mi relación de pareja, la relación con mi madre, con mi padre, con mis hermanos, amigos, etc. Necesariamente hay una relación tóxica, contaminante, sucia, despreciable,  de la cual deberé alejarme porque está pudriendo mi seguridad y mi valor.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Relación tóxica con alguien cercano.

Imposibilidad de romper relación con alguien que me ataca constantemente.

Desvalorización por parte de alguien cercano.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Debo romper, alejarme de esa persona que me ataca constantemente.

Debo defenderme con inteligencia.

Debo comprender que soy valioso y amarme.

Si mi voz esta ronca ¿Que conflicto emocional estoy padeciendo?

BIODESCODIFICACIÓN – AFONÍA

4ª Etapa (Relación).

Una persona con afonía ha perdido la voz, o suena muy apagada.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento afonía, necesariamente acabo de vivir un conflicto emocional en que he sentido un choque afectivo que ha sacudido mi sensibilidad. Quizá he tenido que gritar para ser escuchado, y con esa incapacidad, mi corazón ha quedado sin poder decir muchas cosas. Quizá he tenido que cantar muy fuerte para ser escuchado y apreciado», y con esa situación mi corazón se ha sentido poco apreciado. Porque aunque parezca gracioso o divertido estar gritando, inconscientemente se crea un impacto de «es imposible decir lo que realmente deseo decir» y es lo que provoca la afonía. Este excesivo esfuerzo crea angustia y deja un vacío. Finalmente, los sonidos acaban por extinguirse.

Resentir:

  «Nadie me oye».

«No me escuchan».

«No logro que me oigan».

«No alcanzo a decir cómodamente todo lo que quiero».

¿Cómo libero esa emoción biológica?:

Dejar para después asuntos importantes a tratar si el ambiente es muy ruidoso.

Disfrutar de las pocas palabras y no sentirse «silenciado».

No sentirme forzado a hablar cuando las condiciones no son propicias.

Saberme aceptado y querido siempre.

¿sufres de CALAMBRES? Seguro padeces de conflictos emocionales

BIODESCODIFICACIÓN – CALAMBRES

3ª Etapa (Movimiento/valoración).

El calambre es la sensación de dolor causada por un espasmo involuntario del músculo; sólo en algunos casos es de gravedad. Puede ser a causa de una insuficiente oxigenación de los músculos o por la pérdida de líquidos y sales minerales, como consecuencia de un esfuerzo prolongado, movimientos bruscos o frío. El envenenamiento o ciertas enfermedades también pueden causar calambres, particularmente en el estómago. También se puede definir como una contracción súbita y dolorosa de un músculo o de un grupo de ellos.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

 Si yo presento un calambre, quiere decir que estoy viviendo un conflicto emocional relacionado con la manera en que me estoy desempeñando en alguna actividad.  Siento la necesidad de ser reconocido como «competente», «hábil», «extraordinario» y me aferro en demostrarlo. Siempre se presenta en un momento de miedo «inconsciente», el miedo a no ser «tan bueno» como quiero.

Quiero reconocimiento + siento miedo + me tenso = sufro un calambre.

Un calambre se produce a menudo en la persona que siente miedo y tensión y que quiere aferrarse a alguna cosa o a una persona.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Tensión. Miedo.

Aferramiento.

Cómo libero esa emoción biológica?:

No debo demostrar nada a nadie.

Yo sé lo bueno que soy y con eso basta.

Debo amarme y vivir tranquilo.

PARÁLISIS FACIAL ¿Que problema emocional padezco?

BIODESCODIFICACIÓN – PARÁLISIS
Todas las parálisis significan: Temor y Terror.
Existe la idea inconsciente de huir de una situación, de una persona o de cualquier cosa.
Nuevo Modelo Mental: Soy uno con la totalidad de la vida. Soy completamente capaz en todas las situaciones.

Parálisis agitante:
Pensamientos paralizantes. Estancamiento.
Nuevo Modelo Mental: Pienso con libertad. Fácil y alegremente tengo experiencias maravillosas.

Parálisis cerebral:
Necesidad de unir a la familia tóxica en un acto de amor.
Nuevo Modelo Mental: Contribuyo a una vida familiar unida, llena de amor y de paz. Todo está bien.

Parálisis facial: Control excesivo de la ira. Resistencia a expresar los sentimientos.
Nuevo Modelo Mental: Es bueno expresar los sentimientos. Me perdono. Estoy a salvo.

TORTÍCOLIS ¿Que problema emocional estoy padeciendo?

BIODESCODIFICACIÓN – TORTÍCOLIS

3ª Etapa (Movimiento, Valoración)

La tortícolis es un tipo de distonía (contracciones musculares prolongadas) en que los músculos del cuello, particularmente el músculo esternocleidomastoideo, angular de la escápula y en menor medida los músculos escalenos, se contraen involuntariamente y hacen que se incline la cabeza.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

 Si yo presento tortícolis, quiere decir que estoy viviendo o viví hace pocas horas un conflicto de contrariedad en la acción. Es decir, quise hacer algo pero me prohibí hacerlo.

– Querer girar la cabeza para ver algo o a alguien que tengo prohibido o me prohibo.

– Querer mirar algo y no hacerlo.

– Una parte de mí quiere ver y la otra me dice que no es correcto.

– Una parte de mí quiere ir hacia adelante y la otra parte quiere mirar atrás (pasado).

– Una parte de mí quiere ir hacia adelante y la otra quiere hacerse a un lado, quitarse.

Resentir:

«No puedo mirar hacia dos lados a la vez».

«No puedo voltear y no querer voltear a la vez».

Cuando la sensación es una contracción muscular prolongada:

– Amor prohibido.

Ejemplo: Una madre en el aeropuerto, despide a su hijo que se va a estudiar lejos. El hijo besa y abraza a su madre y se despide de ella, camina hacia la sala de abordar y quiere voltear a ver a su madre una última vez, pero algo dentro de él le dice: «sé hombrecito, aguántate las ganas, no voltees». Y no voltea. Al día siguiente, presenta tortícolis.

Cuando la sensación es de contracciones tipo espasmos:

– No sentirse apoyado en un enfrentamiento.

Ejemplo:

Un profesor anima a sus alumnos universitarios para que realicen una visita al museo de historia el fin de semana. Mientras están en el museo, algunos de los muchachos, le piden a su nueva compañera que pose para una fotografía junto a una escultura. Ella se recarga en la pieza y ésta cae y se rompe. Inmediatamente los compañeros caminan hacia otro pasillo, la chica piensa en hacer lo mismo, pero no decide a tiempo. Cuando voltea el profesor y la gente de seguridad, sólo ven a la chica. Ella se siente sin apoyo del grupo y se enfrenta a un problema legal muy grande. Al día siguiente presenta tortícolis.

La tortícolis está frecuentemente relacionada con mi acción de mirar hacia uno de dos lados, tener que decidir entre dos opciones, casi siempre es algo que quiero ver y no veo, o algo que quiero hacer y no hago.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

– Sigo adelante o me regreso.

– Volteo o no volteo.

– Me voy o me quedo.

– Terquedad.

– Inflexibilidad.

Como el cuello representa mi flexibilidad y mi capacidad para voltear a ver varios lados de las situaciones de la vida, dañarlo con tortícolis representa un verdadero bloqueo emocional.

Cómo libero esa emoción biológica?: 

Hago lo que quiero hacer y lo que me hace feliz.

Me muestro flexible.

Hay muchas maneras de ver las cosas.

Me amo y me acepto.

tengo APEGO a alguien ¿Estoy sufriendo y padeciendo algún conflicto emocional?

LOS APEGOS Y LA BIODESCODIFICACIÓN.

Ayer estaba yo terminando las terapias del día, y me puse a pensar en los apegos.
Por un lado, la simple palabra pareciera no significar nada o algo sin importancia alguna, pero para la salud definitivamente los apegos son un ingrediente altamente tóxico, porque nos impiden ser objetivos, ser coherentes, actuar libremente.

Y todos los seres humanos tenemos apegos, yo no canto mal “las rancheras” como decimos en México. También estoy apegada a mi primo con quien trabajo a diario, estoy apegada a mis gatitas que me llenan todo de pelos, a mis hermanos que adoro pero sin duda, considero que de perder la compañía de alguno de ellos, luego de un largo duelo claro, yo tendría la fuerza para continuar con mi vida y mi trabajo.
Hay una parte de mí que ha aprendido con el tiempo, que nada es para siempre y otra parte de mí que ha aprendido que primero estoy yo, mi felicidad y mi bienestar.

Hay gente que muere por sus apegos.

Están apegados a un trabajo de años y se niegan a jubilarse porque dicen que dejar de trabajar sería la muerte. Y les doy la razón porque si eso dicen, si eso creen, eso atraen.
Hay personas que están apegadas al novio o a la pareja y si sucede una separación, un divorcio o un fallecimiento, se les acaba la vida, la alegría, la fe.
Otras tantas personas más son apegadas no a una persona o personas, sino a costumbres, cosas y pertenencias, propiedades y en caso de pérdidas o robos se derrumban.

Yo considero que el problema no es tener apegos. El problema está en no vivir conscientes de que esa persona o ese objeto al que estamos apegados puede faltar.

Cuando éramos niños todos nosotros, vivíamos apegados a la mamá, al papá o al abuelo, pero conforme fuimos creciendo, dichos apegos cambiaron por objetos, amigos, juguetes.
Es verdad que hay y siempre habrá niños a los que les da lo mismo si están con su mamá, con la vecina o con la tía. Niños a los que les lo mismo si hoy jugaron con el barquito y mañana con el osito o si el barquito se perdió y el osito lo tomó la primita.
Pero existen los niños que ya desde pequeños, presentan una intolerancia total al desapego.

Y si toda la vida practicamos apego, seremos unos perfectos expertos en apegarnos a todo y a todos.
El apego es un gran obstáculo que tenemos que superar para progresar en nuestro desarrollo humano y espiritual. Para ello, necesitamos prestar una atención completa a nuestros pensamientos, a nuestros sentimientos y claro, a nuestro Ser.
Debemos comenzar a dejar lo “perdido” en el pasado y preguntarnos: ¿Qué es lo que he de hacer a partir de ahora?

Porque eso sí, también hay apegos hacia algo que ya dejó de ser hace muchos meses e incluso años.

En diciembre pasado, me comentaba una gran amiga que en la calle escucho la conversación de dos señoras que platicaban en una parada de autobús. Una le decía a la otra: “Oye, qué gusto haberte encontrado luego de tantos años, ¿cómo estás?”
Y la otra respondió: “Aquí derrumbada por la pérdida de mi marido”

Mi amiga pensó que era realmente triste el ver a esa señora que acababa de perder a su marido, intentando mostrarse tranquila ante su recién encontrada vieja amiga.
En eso, la primera mujer dijo: “Pero cómo lo lamento amiga, ¿qué pasó, cuándo ocurrió?”
Y la sorpresa fue escuchar que la segunda señora dijo:
“Fue hace 37 años amiga, ha sido un sufrimiento de 37 años”

Dice mi amiga que la señora viuda. Apenas podía caminar, estaba toda encorvada y desmejorada lo que sin duda refleja que el apego la comenzó a matar hace 37 años.

El apego hace que nos atrapemos en diferentes limitaciones. Para superar el apego es necesario alejar nuestro intelecto de temas limitados, porque no se trata tan sólo de “razonar” con una comprensión profunda, sino de combinar los pensamientos, con los sentimientos y con nuestra conciencia espiritual.

Necesitamos reconocer dónde estamos apegados, influenciados o reprimidos. Hay tantos apegos sutiles que nos pueden atrapar: el apego a nuestras acciones y al fruto de nuestros esfuerzos, a las relaciones, a las personas, a los animales, a nuestras propias ideas y percepciones, a nuestro cuerpo, a nuestras costumbres, etc.
Tenemos que revisar: ¿Estamos atrapados en alguna relación o en conflicto con alguien? O estoy plenamente consciente de mis apegos y confío en poder salir adelante si aquello a lo que estoy apegado se pierde.
Es mi responsabilidad personal prestar atención a estos aspectos porque nadie puede hacerlo por mí. Y si no estoy consciente de mis apegos, es mucho más sencillo enfermar por cualquier impacto emocional como consecuencia de una pérdida.
Así las cosas.

SUFRO DE CONJUTIVITIS ¿Que conflicto emocional padezco?

BIODESCODIFICACIÓN – CONJUNTIVITIS

4ª Etapa (Relación).

Conjuntivitis es la inflamación de la capa conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular.

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento conjuntivitis, quiere decir que estoy viviendo o he vivido un conflicto emocional, gracias al cual he dejado de ver algo o a alguien importante para mí. Me he separado de ver algo o a alguien que me interesaba.

Resentir:

«No veo más aquello que me gusta».

«Ya no veo a la persona que amo».

«Ya nadie me protege de lo que veo».

La conjuntivitis está muy relacionada con actitudes de enfado y frustración con lo que se ve en la vida.

Cuál es la emoción biológica oculta?:

Enfado y frustración por lo que se ve en la vida, molestia o dolor por dejar de ver algo o a alguien.

Cómo libero esa emoción biológica?:

Veo con amor todo a mi alrededor.

Acepto dejar de ver a esa persona.

Acepto dejar de ver aquello que me gusta.

Me amo y me acepto y amo ver.

LEALTAD ENFERMIZA FAMILIAR

Importante evidencia científica nos avisa de la existencia de fenómenos de repetición de comportamientos en la familia y de sucesos de vida que se repiten de generación en generación como mágicamente. Repetir los patrones negativos de familiares es un lastre que nos impide ser auténticos y lograr nuestra plenitud.
Es frecuente recibir en el consultorio a madres solteras que descubren ese patrón de criar hijos solas en sus generaciones anteriores o personas que descubren que en su historia familiar hay mucho abuso de poder en los miembros de la familia, otros tantos con una historia de varones infieles o historias repetitivas de padres con hijos “por fuera”. Las personas llegan a establecer como normales situaciones que no lo son. “Yo siempre he sido así”, suelen decir. “Mis relaciones con los hombres siempre han sido así”.
Otras personas descubren patrones en donde tratan a otros como si fueran objetos que pueden usar para lograr sus propios objetivos o quizás se dan cuenta que permiten que otros se aprovechen de ellos, ambos casos por repetición de tradición familiar.
Muchos de nosotros inconscientemente “asumimos” patrones familiares destructivos de abandono, ansiedad, depresión, ira, culpa, soledad, alcoholismo e incluso enfermedad, como una forma de “pertenecer” a nuestras familias debido a una lealtad inconsciente por temor a ser expulsados del vinculo familiar.
Así vemos como, desde el amor más profundo, un niño sacrifica sus propios intereses en un vano intento por aliviar el sufrimiento de un padre, madre u otro miembro de la familia. Esto genera programaciones increíblemente poderosas porque definirán su manera de sentir, ver y percibir el mundo, incluso cuando crezca.
La identificación no es necesariamente consiente, sino que puede transmitirse por el inconsciente colectivo familiar de la generación.  Los psicólogos utilizamos el método de geosociograma para identificar hechos importantes en la vida familiar en donde se descubren fechas concretas para clasificar crisis o conmociones, enfermedades, accidentes, muertes, etc.  Con ello podemos activar tomas de conciencia para integrarlos a técnicas concretas que despierten la conciencia y permite descubrir lealtades inconscientes que se tiene hacia la familia y que son la causa de patrones enfermizos o de fracasos en el amor o las finanzas.
Pero ¿qué podemos hacer para romperlo? Se cree que es difícil pero la realidad es que a veces el simple hecho de tomar conciencia del patrón repetitivo nos permite transmutar para cortar esa secuencia de comportamientos. El darse cuenta  lleva tiempo y en ocasiones requiere de ciertos procedimientos psiogenealógicos que realizamos dentro del consultorio en una psicoterapia realizando por ejemplo un duelo simbólico o una reconstrucción psico-cognoscitiva .
Tips para romper con los patrones enfermizos de familia:
  1. Tomar conciencia del patrón que estas repitiendo
  2. Utilizar ese “darte cuenta” para comenzar a “elegir diferente”
  3. Entrar en una etapa de observación de cada pensamiento y decisión que hacemos
  4. Evitar justificar lo que hacemos
  5. Desarrollar mucha paciencia y autoaceptación
  6. Brindarte amor incondicional cuando ocurran las recaídas
  7. Estar dispuesto a dejar ir al pasado y honrar lo positivo que te dejó
  8. Buscar ayuda psicológica profesional de tipo sistémico o psicogenealógico

DOLOR EN LOS MÚSCULOS ¿Que conflicto emocional vivo?

BIODESCODIFICACIÓN – MÚSCULOS

3ª Etapa. (Movimiento, valoración)

Todos los músculos representan emociones de «impotencia».

Qué conflicto emocional estoy viviendo?

Si yo presento algún problema en un músculo, significa necesariamente que he vivido o estoy viviendo un conflicto de desvalorización con respecto a mi impotencia para realizar alguna actividad física.

Resentir:

«Para qué voy al gimnasio si en la pelea perderé».

«Para qué lavo a mano, si la ropa no me queda limpia».

«Para qué brinco, si me caeré».

La función principal de los músculos es permitirnos el movimiento: Desplazamiento, actividad, ajetreo, acción, levantamiento, avance, dinamismo, locomoción, flujo, propulsión, entre otros.

Hay tres tipos:

– Musculo liso: involuntario, paredes vísceras huecas.

– Músculo cardíaco: forma las paredes del corazón, altamente especializado.

– Músculo estriado: voluntario o esquelético, se inserta en tendones o aponeurosis

Los problemas musculares más comunes son los dolores o la debilidad.

Los músculos hacen posible el movimiento, por lo que todo problema muscular indica una falta de motivación y sobre todo una falta de voluntad para ir hacia donde la persona desea.

Cómo libero esa emoción biológica?:

No es tu debilidad o dolor muscular lo que te impide moverte, sino tu debilidad interior, ocasionada por un miedo a llegar a tu meta. Tu cuerpo te dice que avances, que vuelvas a establecer contacto con tu voluntad y que tienes todo lo necesario para lograrlo. No te queda más que volver a tomar conciencia de tu fuerza interior. Deberás hallar una buena razón que te motive a fin de volver a dirigirte hacia lo que realmente quieres.